ORACIÓN DE LA MAÑANA A SANTO TOMÁS PARA FORTALECER NUESTRA FE


Apreciados hermanos de Yo creo en Dios, que nuestro Señor los bendiga en este nuevo día, y nos permita fortalecer nuestra fe para estar más cerca de él.

Todos en muchas oportunidades, debido a los problemas y a las dificultades que se nos presentan a diario, solemos entrar en pesimismo y desánimo, llevándonos incluso a perder las esperanzas, al punto incluso de dudar de la existencia de un Dios.

Para esos momentos de angustia y desesperación, te traemos esta milagrosa oración a Santo Tomás apóstol, para que por medio de su intercesión, nuestro Señor nos conceda el incrementar nuestra fe, para que nuestra vida mejore y estemos más cerca de Dios cada día.

Haz esta oración cada vez que necesites del Señor, o durante nueve días seguidos si tienes alguna necesidad en especial.

En el nombre del padre, y del hijo y del Espíritu Santo. Amén

Querido Santo Tomás apóstol de nuestro Señor Jesús, tú que representas la fragilidad de nosotros los humanos, que cada día nos resistimos a creer en lo que no vemos, llevándonos a dudar incluso por momentos, de la existencia de nuestro buen Dios, en este momento te pido tu divina intercesión, para incrementar la fe de mi corazón, y de esa manera acercarme y reconocer a nuestro Dios.

¡Oh Santísimo Tomás! tú que pudiste tocar con tus propias manos las llagas del Señor resucitado y así sanar la herida de nuestra incredulidad, intercede por nosotros para que nuestra Fe como la tuya, sea probada cada día. Te pido que logremos sentir en nuestros hermanos los sufrimientos del Señor y nutridos con tu Fe anunciemos el amor y la misericordia que te convirtió en testigo de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

Bendito Santo, tú que experimentaste nuestra debilidad y flaqueza al dudar ante las adversidades de la vida y ante las persecuciones, ayúdanos a tocar las heridas del Señor y a exclamar contigo: “Señor mío y Dios mío”, para reconocer la presencia del Señor en todas sus criaturas, y a obrar de manera que nuestra fe sea viva, pues la fe sin obras tristemente es una fe muerta, pero las obras sin fe, sé que no son nada para el Señor.

Santo Tomás, ya que la ceguera de nuestra incredulidad nos impide tantas veces apreciar la gracia de Dios, te pido que me concedas, que mi fe sea la firme evidencia  de lo que no puedo ver, la certeza de alcanzar los bienes materiales y espirituales de los que hoy no tengo y la esperanza de la gloria eterna que anhelo disfrutar. Por eso hoy confío en la promesa que te hizo el mismo Señor Jesucristo para nosotros cuando dijo: “dichosos los que creen sin haber visto”.

Querido Tomás, venerable apóstol de Jesús, permíteme ver al Señor resucitado, actuando en medio de las peleas de mi hogar, de las dificultades de mi trabajo, de mi desobediencia, de los hermanos que sufren de hambre, de los que hoy no encuentran trabajo o no pueden estudiar, de las víctimas de los desastres naturales, de la indiferencia social, de la inequidad, de la corrupción de nuestros gobernantes, de los violentos, de la soberbia que me hace en ocasiones humillar a mis hermanos, de mi impaciencia, de mi intolerancia y de mi falta de amor.

Bendito apóstol, hoy te pido que le cuentes al Señor, que soy una persona débil, que ha cometido muchos pecados, de los que hoy me arrepiento, pero que lamentablemente han afectado mi vida y hoy me tienen en tristeza y soledad, por eso, hoy te pido con gran humildad, este favor que tanto necesito:

(Ahora pídele a Santo Tomás, que le cuente al Señor tus necesidades para recibir su bendita ayuda)

Santo Tomás, tú que experimentaste la misericordia del Señor, que al verte dudar te concedió el poder tocarlo para darnos a nosotros la Fe, te pido que me ayudes, para que en los momentos de duda pueda también sentir a mi buen Jesús, y así mismo a poder verlo en medio de la oscuridad, a sentirlo en el silencio y en la soledad y a buscarlo en todas sus criaturas.

Querido Santo, por favor intercede ante mi Dios, para que pronto mi fe me permita ver al Señor resucitado, en cada una de las cosas que hago cada día, incluso en  aquellas más sencillas, para que convertidas en obras de fe, sean testimonio de Cristo y de la esperanza que nos hace caminar cada día hacia el reino de los cielos por él prometido.

Hoy te pido tu intercesión ante mi Padre amado, para que en su infinita misericordia me ayude a dejar crecer la semilla que ha sembrado en mí y que esta de fruto abundante, el cual pueda compartir con mis hermanos y así el día del juicio, al dar cuentas al Señor, no tenga que sufrir, al haber dejado atrás todo mi egoísmo y así poder disfrutar de los tesoros que Dios me ha dado.

ASÍ SEA+

Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada