CONFÍA EN DIOS, ÉL GUÍA TU CAMINO PARA QUE ALCANCES LA FELICIDAD


El camino de Dios es perfecto; la promesa del Señor es digna de confianza; ¡Dios protege a cuantos en él confían!

Salmo 18 (17): 30.

En algunas oportunidades puedes sentir que tu vida ha perdido sentido, que no tiene rumbo alguno y todo lo que haces no vale la pena, pero Dios siempre cuida de sus elegidos, lo único que debes hacer es confiar en Él.

Acuérdate que Dios siempre ilumina el camino que debes seguir y es un sendero perfecto. Es el recorrido que te llevará a la felicidad, la paz, el amor y la plenitud, cada experiencia que tengas en tu vida tiene que hacerte sentir bien.

Pídele al señor que siempre te proteja y te enseñe hacia dónde ir, para lograr todo lo que te propones en la vida, confía en Dios y en las habilidades que te ha dado, ten sueños grandes, deja huella en el corazón de otras personas y nunca pares de vivir refugiado en el Señor y de manera plena.

Oh señor, enséñame tu camino, para que yo lo siga fielmente. Haz que mi corazón honre tu nombre.

 Salmo 86 (85): 11.

Ser fiel a Dios es ser fiel a ti mismo, a tus creencias, a tus sueños y a todo lo que te haga  feliz. Dios te ilumina y acompaña siempre pero no por eso te escudes en Él o en las circunstancias de la vida para no dar los pasos necesarios para alcanzar tus metas y llegar a la felicidad.

Vivir es arriesgarte a perder, es aprender de los errores, es transformar los pensamientos limitantes en posibilidades y acciones para tu bien. Seguir el camino de la felicidad, el que Dios te muestra, es también tender la mano a quienes nuestro Señor pone en tu camino.

La humildad, la sabiduría y el amor, son enseñanzas que Cristo nos dejó y que no puedes olvidar por rencores o por aquellos obstáculos que se presenten en tu camino, porque respetar los mandamientos de Dios es importante para seguir fielmente la senda que el Señor te indique.

Y el Rey les contestará: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de estos hermanos míos más humildes, por mí mismo lo hicieron también.”

San Mateo 25: 40.

Parte del sendero a seguir, Cristo ya te lo ha mostrado con cada acción que hizo y con cada palabra que dijo a sus seguidores, quienes las plasmaron para que no las olvides y puedas alcanzar la gloria.

La caridad es otro de los pasos que Cristo dijo debíamos seguir y aunque a veces nos cerramos a entenderlo, la caridad es ayudar a todas las personas que se crucen en tu camino, en especial a los más humildes porque como está escrito, “lo que hagas por el más pequeño, lo harás también por Dios y te llenará de alegría”.

El Señor dice a su pueblo: “párense en los caminos y miren, pregunten por los senderos antiguos, dónde está el mejor camino; síganlo y encontrarán descanso.” Pero ellos dicen: “No, no queremos seguirlo.”

Jeremías 6: 16.

Regocíjate en el señor, no seas necio como muchos de tus antepasados que entre más Dios les mostraba la senda de la vida, el mejor camino para cada uno ellos se negaban a seguirlo y preferían ir por su lado, lo cual los llevaba a experimentar un gran sufrimiento.

Saber obedecer es parte del aprendizaje más importante que Cristo nos dejó, por tanto, obedece a tu corazón que es la forma que Dios tiene para comunicarse contigo, para corregirte y decirte si estás dando un paso en falso, un paso que te aleje del descanso que Él quiere que tengas.

En verdes praderas me hace descansar, a las aguas tranquilas me conduce, me da nuevas fuerzas y me lleva por caminos rectos, haciendo honor a su nombre. Aunque pase por el más oscuro de los valles, no temeré peligro alguno, porque tú, Señor, estás conmigo; tu vara y tu bastón me inspiran confianza.

Salmo 23 (22): 2-4.

No olvides que siempre acabarás en paisajes hermosos y lugares que te traerán paz y calma, en espacios en los que nunca te faltará nada. El Señor te reconfortará siempre que sientas que has perdido las ganas de seguir adelante.

Aún en los momentos de angustia, soledad, tristeza y dolor el Señor te protegerá y enviará ángeles que te acompañen y consuelen, siempre ten fe en que Dios no te abandona ni siquiera cuando dudas de su presencia en tu vida.

Que Dios te ilumine y te bendiga.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada