EL PLAN DE DIOS PARA TI ES PERFECTO, SÉ SIEMPRE POSITIVO Y VERÁS SUS BENDICIONES


“Así pues, mirad atentamente cómo vives; no sean necios, sino sabios. Aprovechen bien la ocasión, porque corren malos tiempos.”

Efesios 5, 15-16

A pesar de las situaciones donde no encuentras alegría o te sientes confundido, Dios está llevando a cabo su obra contigo, así que no reniegues, aunque no comprendas lo que te sucede. Por el contrario, reflexiona sobre tus pensamientos y obras, también si estás haciendo la voluntad de Dios o por el contrario te has alejado de sus enseñanzas, porque a veces por orgullo no ves que hay un plan perfecto, ni las bendiciones que tienes en tu vida.

Descansa en el amor de Dios por medio de la oración, no le pidas que cambie la situación, pídele más bien que te ayude a aceptarla y busca siempre esa gracia que viene en las dificultades. Nadie que haya superado una prueba sigue siendo el mismo, el mejor ejemplo de que estás viviendo a plenitud son los acontecimientos.  Mantener una actitud positiva te ayudará a tener serenidad y a actuar de manera correcta, porque si te desesperas puedes tomar decisiones erradas que después lamentarás.

“Jesús le respondió: «Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará; y vendremos a él y haremos morada en él.”

Juan 14,23

Acogerte al amor de Dios, te permitirá ver el mundo y tu realidad de otra forma, pues en tu corazón encontrarás regocijo y esperanza. Si tu espíritu está triste y sientes que todo está saliendo mal, acércate al Señor. Ante su presencia recuerda lo que ha cambiado en tu vida, las personas que te acompañan, los logros alcanzados, el trabajo que tienes o la actividad que vas a desarrollar, y reconoce ahí la gracia de la vida, de poder hacer parte de una historia.

Porque solamente el amor puede ayudarte a comprender lo que vives, es bueno que experimentes las emociones como la tristeza y la angustia, por medio de ellas te darás cuenta de lo que hay en tu alma, y si te preocupan los temores que existen, no te quedes en ellos, afróntalos y supéralos. El Señor experimentó el sufrimiento y pidió a su padre que tuviera misericordia, por tanto, tú como creación de Dios también recibes su misericordia y bondad. Ver las cosas como una oportunidad es la diferencia entre ser feliz y disfrutar nuestra vida o simplemente quedarnos en la tristeza.

“Toda escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para debatir, para corregir y para educar en la justicia; así el hombre de Dios se encuentra religiosamente maduro y preparado para toda obra buena.”

2 Timoteo 3, 16-17

Tu vida ha sido escrita por Dios y todo lo que viene de Él es bueno, gratificante y bondadoso, piensa que tu existencia es un plan perfecto para el lugar y las personas que te rodean. Cuando te sientas frágil o desamparado, medita, busca un tiempo a solas para reflexionar, haz algo por tu prójimo, ahí experimentarás la satisfacción de ayudar a otros, pues siempre hay alguien a quien podemos ayudar. La forma en como ves tu vida no es la misma de otras personas que no han tenido las mismas bendiciones que tú, pues finalmente todo lo vivido te hace madurar y te prepara para nuevas oportunidades.

Pese a que caminas junto a otras personas, la vida no es una competencia y no hay una regla de tiempo y tampoco para obtener logros. Cada persona lleva un ritmo y sus acontecimientos no deben ser iguales a los de los demás, muchas veces nos enfocamos en lo que nos falta o no hemos hecho y por eso nos terminamos perdiendo de las oportunidades que Dios tiene para nosotros, él es el que conoce nuestro interior, nuestro corazón, y es el que sabe lo que realmente necesitamos, así que lo mejor es agradecer siempre al Señor, sobre todo cuando recibimos bendiciones y todo lo demás llegará por añadidura.

“Pues también Cristo, para llevarnos a Dios, murió una sola vez por los pecados; él, que era justo, por los injustos. Y murió en la carne, pero fue vivificado en el espíritu.”

1 Pedro 3, 18

En ocasiones sientes que no mereces las cosas “malas” que te ocurren, ser consiente de tus acciones te ayudará a afrontar esos momentos, no malgastes tu energía y tiempo allí, a veces es Dios el que está acomodando tu camino. En ocasiones te aleja de lo que no necesitas en tu vida, así como te da la salvación y el perdón de tus pecados, te edifica un nuevo rumbo, te acerca a la felicidad plena, pero si te quedas lamentando lo que ya no está y creías que era para ti, no podrás prepararte para recibir lo nuevo, para experimentar nuevas y mejores gracias.

Si te es difícil levantar la cabeza para continuar, inspírate buscando un lugar tranquilo, incluso alejado del bullicio de la ciudad, empieza una nueva actividad, conoce a nuevas personas o ayuda en causas sociales que te llamen la atención, porque cuando descubres que hay otros, sobre todo que viven de manera diferente, es cuando valoras lo que tienes y a la vez brindas tu ayuda a los demás; no te encierres en problemas pues Dios venció al mal para que seas feliz, creo al mundo para que lo disfrutes y te dio una historia para que recibas mucho amor.

Cambiando tu forma de pensar de negativa a positiva, vas a hallar todas las maravillas que tiene la vida y lo mejor de las personas, así que levanta la cabeza y descubre el mundo, conócete y acepta que tienes un destino propio, con tan solo una sonrisa podrás transformar por completo tu día y el de quienes comparten contigo, así que decídete y empieza hoy mismo, solo tienes que ser positivo y verás cómo recibirás las bendiciones de nuestro buen Dios.

Que pases un feliz día y que Dios te bendiga.


  1. Bendiciones pastor agradecida por todo el conocimiento q me an compartido a sido de gran bendición para mi y mi vida espiritual mil y mil bendiciones

Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada