HERMOSA ORACIÓN PARA INICIAR EL DÍA Y PEDIR A JESÚS SU COMPAÑÍA


Estimados amigos de Yo creo en Dios, gracias por acompañarnos una vez más en nuestro canal y que el Señor los llene de sabiduría y grandes bendiciones.

En muchas ocasiones, solemos sentirnos mal por los pecados que hemos cometido, errores y faltas que nos han dejado en la oscuridad y en las tinieblas, y que han hecho que nos sintamos mal, deprimidos y hasta sin ganas de seguir adelante.

Es por eso que en esta nueva y hermosa mañana, te traemos esta bella y milagrosa oración para comenzar el día con la compañía de nuestro amado Señor Jesús, pedirle perdón y decirle que necesitamos de él en cada instante de nuestra existencia, para darle sentido a nuestra vida.

Te invitamos a hacer esta oración todas las mañanas, siempre que necesites la iluminación de nuestro amado Creador, haciéndola con toda la fe y el amor de tu corazón, con la gran esperanza de que tu vida cambiará para bien.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Dulce Jesús de mi vida dueño de mi corazón, en esta nueva mañana te doy gracias por tu infinita misericordia la cual me acompaña cada día. Tú Señor, eres fuente de vida eterna y de gran inspiración; con tu sangre derramada en la cruz, nos diste a todos, la redención de nuestras culpas y la paz en nuestros corazones.  Santísimo Señor Jesús, pan vivo bajado del cielo, ayúdanos en nuestro proceso de conversión para que podamos aceptarte en nuestras vidas como nuestro único Rey y Salvador.

Alabado eres Dios mío, gracias por ser alimento para nuestra alma, abatida tantas veces por la maldad de nuestro pecado. Guíanos con tu amor para cambiar este corazón de piedra y dejar de razonar todas las cosas con un pensamiento pobre y falto de fe, permítenos abandonarnos a la bondad de tu ser para encontrarle un verdadero sentido a la vida y si es tu voluntad, regálanos tu luz y tu sabiduría para encaminarnos por las sendas del bien, la justicia, el amor y la paz.

Guíame amado mío y acompáñame por donde quiera que vaya; por favor ayúdame para que todo lo que haga y diga sea de tu agrado. Señor mío, oriéntame para que mis pasos sean de bendición y para que en mi camino siempre tenga presente a mis hermanos menos favorecidos, a los más débiles y humildes, pues son los que más necesitan de mi ayuda. Dios mío que no se me olvide que tú me lo has dado todo y de igual manera que pueda compartir lo que me das con aquel que lo necesite.

Jesucristo milagroso, en este bello día pongo en tus manos todas mis dificultades, pero también todos mis aciertos; mira por favor mis logros, pero más importante, ayúdame en mis debilidades. Divino maestro, nadie como tú para saber cómo me siento y lo que necesito, porque tú conoces Señor hasta mis pensamientos y mi actuar.

Padre, contigo nada me falta, por eso te pido que aumentes mi fe en ti cada día y por favor regálame la dicha de tener un corazón generoso y bondadoso como el tuyo y que mi alma se alegre con la sencillez de tu amor y con la ternura con la que me miras.

Señor Jesús, sé que no estoy solo en esta vida porque tú vas junto a mí, llenando mis días de gozo y satisfacción; tú me liberas con tu poder de las preocupaciones y de las angustias, y me revelas tu santa voluntad para que te siga y te exalte por el inmenso amor con el que hoy tocas todo mi ser.

Amado Creador, tú me inspiras a actuar con diligencia en la transformación de mi vida, para que sea una mejor persona, una capaz de donarse a los demás sin recibir nada a cambio, y también me invitas a dejar atrás el odio, la violencia y el resentimiento; porque no sabemos el día y la hora en la que nos llames de este mundo a tu presencia y sé que todos, debemos estar preparados, con el corazón dispuesto y con un equipaje ligero.

Señor, sé que en ocasiones la vida se nos va en afanes y trabajos y he descubierto que en vano se cansa el hombre, pero tú eres el único que realmente le das propósito a nuestras vidas.

Tú Señor Jesucristo eres en quien está puesta toda nuestra esperanza, tú nos envuelves con amor y nos libras de todo lo que nos causa daño, gracias por cuidar nuestros pasos para que no tropecemos con piedra alguna y por permitirnos abandonar nuestros pecados y alejarnos del mal.

Que tu poder y tu gozo nos acompañen cada día, llénanos de fuerza frente a la tentación y ayúdanos a dejar de lado el orgullo y la vanidad. Libéranos  por tu piedad de nuestros miedos y temores que a veces nos invaden, nos inmovilizan y nos impiden progresar. Socórrenos Jesús amado, poder cumplir nuestras metas si son para el bien nuestro y de los que nos rodean.

Dulce Jesús de mi vida, tú nos aceptas tal cual somos sin exigirnos nada a cambio. Transforma por favor nuestras vidas en bendición y ayúdanos a cambiar este corazón de piedra por un corazón lleno de ti y de tu amor; que sepamos en todo instante velar por las cosas que causan bienestar para todos y que tratemos de luchar contra nuestra existencia pecaminosa, para no dejarnos llevar por el mal.

Hoy acepto amado Creador, que he fallado una y otra vez, y por eso necesito con urgencia de ti, para que me des sabiduría y para ser mejor cada día de mi vida. En este día en especial, quiero pedirte que me ayudes con esta situación que no me deja avanzar y ser mejor:

(Cuéntale ahora tus preocupaciones al Señor y pídele de todo corazón que te aleje de todo aquello que te causa malestar y sufrimiento).

Mi adorado Señor Jesús, sé que a veces no te agradezco lo suficiente por todo lo maravilloso y generoso que eres conmigo y con mi hogar, pero hoy es un día bello para decirte que eres grandioso, todopoderoso y siempre fiel, y deseo darte las gracias por mi existencia y por todas las bendiciones que recibo de tus manos, gracias porque no tienes en cuenta mis culpas y me tratas con amor y misericordia.

Finalmente, te doy gracias Divino Maestro por regalarme la salvación de mi alma y por darme tu auxilio en todo momento. Gracias por otorgarme tu Espíritu Santo para tener discernimiento y poder tomar buenas decisiones en mi vida. Líbrame Señor Jesús de la tristeza y el desconsuelo, protégeme de todo mal y regálame la esperanza de vivir a tu lado todos los días de mi existencia.

ASÍ SEA +Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada