ORACIÓN A SAN BENITO PARA ALEJAR MALAS PERSONAS, ENVIDIAS Y BRUJERÍAS


Gracias por estar otra vez en Yo creo en Dios, tú refugio espiritual.

En esta nueva mañana, te traemos esta poderosa oración a San Benito, para alejar a nuestros enemigos y las envidias de nuestra vida, para nuestra protección y a la vez para fortalecer nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestra mente y poder seguir con entusiasmo y tranquilidad nuestras vidas.

Destina unos minutos en compañía de nosotros, para orar a nuestro buen Dios, y para pedir la intercesión de San Benito y de seguro todo mejorará. Realiza la oración las veces que creas necesaria, para obtener la valiosa protección de este gran santo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Poderoso San Benito, Santo protector, ferviente y bondadoso seguidor de Dios, hoy vengo con humildad para solicitar tu ayuda y que alejes de mí cualquier influencia maligna, por favor no permitas que me pase nada malo, libérame de los peligros del alma y del cuerpo y de cualquier otro contratiempo e intercede por mí ante Dios nuestro Señor para que alivie mis sufrimientos y las dificultades por las que estoy pasando.

San Benito amado, mantén lejos de mí a todas esas personas que quieren hacerme daño, aparta y rechaza, por la poderosa intercesión de la Cruz, toda malicia que puedan orientar contra mi persona, contra mi familia o contra mis allegados y líbrame de cualquier herejía, brujería o maldición y todo adversario que quiera hacerme daño. Aleja de mí al violento, al mentiroso, al envidioso, al mal vecino, al egoísta y al traidor y protégeme de la ira, del odio, de los celos, del rencor y de cualquier mala acción, apártame también de las malas lenguas, de los enredos y de las difamaciones.

Poderoso San Benito, sé mi luz y mi guía, fortalece mi mente y mi cuerpo, mi alma y mi espíritu, sáname de mis dolencias y de mis males, elimina mis malos pensamientos y no permitas que guarde odio o resentimiento en mi corazón en contra de nadie, ni siquiera de mis enemigos si los llegase a tener, y por el contrario lléname de amor, de fe y de esperanza y dame si es posible, bienestar, salud y armonía.

San Benito bendito, hoy pongo en tus manos a todos mis enemigos, adversarios y a los que se acercan a mí con malas intenciones, para que no permitas que su maldad me perjudique, ni me afecte física ni mentalmente, por favor haz que cambien la malicia de su corazón por el amor de nuestro Padre Celestial.

Amado y buen servidor de Cristo, abad San Benito, elimina cualquier embrujo, hechizo o mala acción que haya sobre mí y no permitas que su maldad me alcance, líbrame de todo trastorno y perversidad y hazme fuerte y valiente ante ellos. Por favor trae a mí y a mi familia paz, alegría, amor, amparo y tranquilidad, para que podamos servir solo a Dios con humildad y con generosidad.

Mi buen San Benito bendito, no permitas que me ataquen física o mentalmente, aparta de mi lado a quien quiera afectarme en mi salud, en el trabajo, en el amor, en mis ocupaciones o en el hogar y líbrame de todo mal, en especial de esto que me causa preocupación:

(En este momento pide a San Benito su bendita ayuda, para solucionar ese problema que tanto te afecta)

Te lo pido con toda confianza, apelando a tu poder y con la seguridad de tu bondad y de tu comprensión, por favor, tú que fuiste santo fervoroso y seguidor de Dios, y que no antepusiste nada ante Cristo desde que lo hallaste en la oración, concédeme tu amable y muy poderosa intercesión.

Glorioso San Benito, por tu poder sobre los poderes dañinos protégeme, resguárdame y defiéndeme del mal, ayúdame a confiar en el amor infinito de Dios, nuestro Padre celestial y por tu misericordia, a alcanzar con el tiempo la perfección de mi vida cristiana.

Mi buen San Benito, aléjame de las personas envidiosas que solo quieren el mal para mí, sálvame de cualquier peligro y no permitas que mi corazón sea invadido por el egoísmo, por el rencor o por la avaricia, por favor aparta todos esos males de mi vida. Oh glorioso San Benito, modelo de todas las virtudes, vaso puro de la gracia de Dios, heme aquí, humildemente arrepentido de todas mis faltas e implorando a tu corazón lleno de amor para que intercedas por mí ante el trono divino de Dios.

A ti recurro oh glorioso San Benito, en todos los peligros que a diario me rodean, líbrame de mis enemigos, en todas sus formas, e inspírame a imitarte y que tu bendición esté conmigo siempre, de modo que pueda huir de lo que no es agradable a Dios y así evitar las ocasiones de tropiezo. Hoy suplicante te pido, que me consigas el perdón de mis pecados y la gracia de Dios para hacer siempre su santa voluntad.

San Benito bendito, tu corazón siempre está tan lleno de amor, compasión y misericordia hacia los que se encuentran afligidos, desolados y sin esperanza o con problemas de cualquier tipo, pues tú nunca nos dejas sin tu consuelo y asistencia, por eso invoco tu poderosa mediación, con mucha fe y confianza, con la seguridad de que tú escucharás mis oraciones y me alcanzarás la gracia de Dios y el bien de mi alma.

Bondadoso San Benito, también te ruego por la protección y el amparo de todos aquellos que sufren y soportan maltratos, ofensas, injurias y humillaciones, ya que tú eres fuente de luz espiritual, ayúdanos a vivir y a morir como hijos fieles a Dios, para poder hacer en todo tiempo lo que es correcto ante sus ojos, y lograr la felicidad eterna en el cielo.

ASÍ SEA +

Recuerda que hacer esta oración a San Benito, es una ayuda para los creyentes en Cristo, en la hora de las tentaciones, de los peligros y de los males que quieren llegar a nuestra vida.  Tómate otros minutos para reflexionar y orar a nuestro buen Dios, y de seguro nuestro Creador iluminará tu camino.

Ahora te invitamos a hacer el Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada