ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL PARA NUESTRA PROTECCIÓN Y PARA ROMPER CUALQUIER MALEFICIO


Queridos hermanos de Yo creo en Dios, a veces se presentan en nuestras vidas, un sin número de situaciones adversas, que nos llenan de dificultades y de problemas que nos abruman, lo que significa que debemos protegernos de todos estos males para de una vez por todas salir adelante.

Es por este motivo que en esta ocasión te traemos esta poderosa oración al Arcángel San Miguel, para alcanzar su protección y para romper ataduras, envidias, celos o incluso maleficios de otras personas sobre nosotros, así como de malas energías heredadas de nuestros antepasados.

Haz esta oración durante nueve días seguidos, para pedir la defensa de nuestro protector el Arcángel San Miguel, quien es el más poderoso defensor de la corte celeste de nuestro Amado Dios, el cual siempre quiere romper nuestras ataduras.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Glorioso Arcángel San Miguel, el más poderoso defensor celestial, símbolo de la lucha y la victoria sobre el mal, ángel puro lleno de virtudes, haz que yo pueda permanecer fuerte y valiente frente a la adversidad, protégeme de la maldad en mi paso por la vida y líbrame con tu espada de la caída te ruego, y con tu ayuda guíame para abandonar el pecado con un corazón humilde y arrepentido.

San Miguel Arcángel, príncipe y guardián, defiéndeme de los asaltos y de las tentaciones del enemigo e infunde en mí, un corazón lleno de fidelidad, obediencia y respeto hacia mi Padre Celestial, y no permitas que el enemigo y los espíritus de la maldad me alcancen, ni me opriman, ni me esclavicen, ni que los abusos o las injusticias se presenten en mi vida, y concédeme por tu gran virtud, la gracia de dominar mis pensamientos y sentidos para corregir mis malas acciones.

Resguarda mi fe y dame sabiduría y prudencia, atiende cuando te llame suplicante y concédeme una actitud generosa para dedicarme al servicio amoroso y desinteresado de los hermanos, y por estas buenas labores libérame de mis adversarios, de las malas lenguas, de las humillaciones, de los malos tratos, de las envidias, de las intrigas, de los rencores, de los agresores violentos, de las desdichas y desgracias y de todo mal que el enemigo utilice para herirme o atormentarme.

Por el poder que te ha conferido mi buen Jesús, ya que eres mi fiel intercesor y amigo, Ángel de luz y de bondad, San Miguel Arcángel, concédeme la gracia de liberarme de las enfermedades corporales, mentales y espirituales, y ayúdame a ser testimonio de Jesucristo en mi día a día, llevando una vida pura, llena de amor, de paz y de verdadero gozo divino. Además de todo esto glorioso arcángel, hoy traigo mi corazón afligido por los problemas, por eso con fe, confianza y con humildad hoy te pido este favor:

(Ahora cuéntale a San Miguel Arcángel tus dificultades y pídele te ayude a conseguir ese milagro que necesitas)

Ángel bueno, Ángel de Dios, mi muy Amado San Miguel Arcángel, guíame con sabiduría y protégeme de toda maldición, hechicería, trampa, obstáculo, decepción, mentira, tropiezo, dificultad y de todo estancamiento, inconveniente o complicación que se pueda presentar en mi vida o en la de mi familia o amigos, por los pecados o equivocaciones de mis generaciones pasadas y de los míos propios.

También te pido que rompas y disuelvas toda cadena de pecados de soberbia, lujuria, envidia, codicia, gula, pereza o ira cometidos por mí, por mis padres, mis abuelos y mis generaciones pasadas, incluso hasta la primera, que me estén afectando en mi proceder o en mi vida espiritual o social.

Atiéndeme mi bello Ángel Guardián, para que estos delitos, culpas y castigos que hayan merecido mis antepasados no me afecten a mí, ni a mis futuras descendencias, y oriéntame para que en adelante pueda conducirme con sabiduría, justicia, verdad y santidad.

Escucha esta sencilla oración que desde el fondo de mi corazón yo te hago, mi muy querido San Miguel Arcángel y asísteme de cualquier agonía a la hora de mi muerte, para compartir contigo y con los demás ángeles de la contemplación divina, de la gloria eterna de nuestro Padre Celestial.

ASÍ SEA +

Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada