ORACIÓN AL DIVINO NIÑO JESÚS PARA PEDIR UNA GRACIA ESPECIAL


Apreciados hermanos de Yo creo en Dios que la misericordia del Padre Celestial nos conduzca hacia la paz y el amor que anhela nuestra alma y nuestro corazón.

Todos en algún momento de nuestras vidas, hemos tenido inconvenientes y graves problemas que nos afectan de gran manera, y a pesar de que intentamos resolverlos por todos los medios, al parecer nada es suficiente.

Es por eso que en esta ocasión te traemos esta milagrosa oración al Divino Niño Jesús, para que en su nombre pidamos a nuestro buen Dios su bendito auxilio, para que además nos ayude a actuar con sabiduría en nuestras vidas, tener buenas obras, y que su ternura y dulce amor nos guie y nos acompañe siempre.

Realiza esta oración durante nueve días seguidos, para que el Divino Niño nos ayude a resolver ese problema que tanto nos ha afectado, nos consuele con su amor en las horas difíciles, nos libre de caer en tentación y nos proteja de todo mal y peligro.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Divino Niño Jesús, dueño de mi corazón, mi tierno y dulce amor, vengo hasta ti lleno de esperanza y suplicando tu misericordia. Quiero pedirte Niño Hermoso de mi alma, que me alejes del pecado y si tropiezo extiéndeme tu mano bondadosa y sálvame. Si por mi terquedad recaigo, por tu amor levántame y si yo te olvido mi Amado Niño Jesús, por favor tú no te olvides de mí, si tú me dejas Divino Niño ¿qué sería de mí?.

En los peligros del mundo asísteme, en mis enfermedades cuídame, en mis soledades acompáñame, cuando me desprecien anímame, en mis dudas y temores confórtame, en mis tentaciones defiéndeme y en las horas difíciles consuélame, de mis enemigos sálvame, con tu inmenso poder protégeme y derrama tus abundantes bendiciones sobre mí.

Oh Niño Amado, bendito Salvador, quédate siempre conmigo, aléjame del mal y hazme semejante a ti, haciendo que crezca en sabiduría y en gracia delante de Dios. Oh dulce y tierno Amor, Niño Jesús de mi vida, yo te alabaré por siempre con todo mi ser, deseo que mi existencia sea de tu agrado, mírame con compasión y permíteme hacer el bien en todo momento, regálame la alegría de vivir y que tu fidelidad me acompañe por siempre.

Niño amable de mi alma, consuelo de los cristianos, la gracia que necesito pongo en tus benditas manos. Tú que sabes mis pesares, pues todos te los confío, da la paz a los turbados y alivio al corazón mío. Y aunque tu amor no merezco, no recurriré a ti en vano, pues eres hijo de Dios y auxilio de los cristianos.

Acuérdate oh Niño Santo, que jamás se oyó decir, que alguno te haya implorado sin tu auxilio recibir, por eso con fe y confianza, humilde y arrepentido, lleno de amor y esperanza, este favor yo te pido:

(Pide ahora con mucha fe al Divino Niño Jesús, la gracia que deseas alcanzar).

Mi Amado Niño Jesús, hoy quiero rendirte adoración y alabanza, y quiero decirte lo grande y poderoso que eres para mí, por eso necesito pedirte que habites en mi corazón, te ruego que mores en mi vida y que me acompañes en mis alegrías y en mis penas, en mis triunfos y derrotas, y en todo momento, pues ¿qué sería de mi vida sin tu amor?

Divino Niño Jesús, quiero pedirte que me inundes de esa paz que solo tú sabes dar y que con tu luz ilumines y fortalezcas mi alma, ayúdame en mis dificultades Niño Amable y Generoso, oriéntame cuando esté perdido y llévame de tu mano para retomar el camino que deseas para mí.

Preciosísimo Niño Jesús, embriágame con tu amor y llévame a servirte con humildad, guíame para proclamar tu grandeza y tus obras, y quédate en mi vida para que pueda gozar de tu serenidad y de tu alegría,  socórreme en mis momentos de aflicción y no permitas que nunca me aparte de ti.

Líbrame Amado Niño Jesús, de los que quieran hacerme daño, aléjame de las injusticias y maltratos y cuando me sienta triste, consuélame, del peligro sálvame y lléname de tus bendiciones y de tus gracias. Glorioso y Amado Niño Jesús, que has dicho “pedid y se os dará”, no permitas que suframos de precariedad, ni que nuestros problemas nos agobien, ampáranos de toda situación difícil en nuestro trabajo, en nuestro estudio y en nuestro hogar.

Hermoso y Santo Niño Jesús, te ruego me regales a mí a los míos, tu protección y que abras para nosotros caminos de abundancia, paz, prosperidad, amor y alegría. Ayúdame Divino Niño, a llevar una vida santa y pura como la tuya, perdona mis culpas y líbrame de los castigos por mis pecados, concédeme el aceptar tu santa voluntad en mi vida y haz que tu misericordia me acompañe por siempre, porque en ti confío y confiaré eternamente.

ASÍ SEA +

Ahora haz tres Padre Nuestros, tres Ave Marías y tres Glorias.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada