ORACIÓN DE LA MAÑANA A JESÚS CRISTO REY PARA SUPERAR NUESTROS PROBLEMAS Y DIFICULTADES


Estimados amigos de Yo creo en Dios, que nuestro Señor todo poderoso los bendiga y proteja en este nuevo día.

En diferentes momentos de nuestras vidas, pasamos por situaciones difíciles, por problemas, angustias, miedos e incluso en ocasiones sentimos que nada tiene sentido y nos sentimos desfallecer.

Es por eso, que en esta oportunidad te traemos esta bella y milagrosa oración a Jesús Cristo Rey, para pedirle su poderosa ayuda, para que nos de las fuerzas necesarias para levantarnos nuevamente, renovados en él, y de esa manera seguir adelante con alegría.

Te invitamos a hacer esta oración todas las mañanas cada vez que quieras encomendarte a Cristo Jesús, rey del universo, o durante nueve días seguidos si tienes alguna petición en especial. Recuerda que él es quien nos escucha, nos ama y asiste en todas nuestras necesidades, él es el Dios verdadero, que no tiene en cuenta nuestras culpas, sino que nos mira con ojos de bondad y provee nuestra vida de amor y bienestar.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Cristo Jesús, Dios verdadero, Rey de los Cielos y de la tierra, Rey de amor y de justicia, Rey de paz, yo te adoro Señor, pues eres tú quien me sostiene y me da todo lo que necesito para vivir, yo te acepto como mi Dios y como mi soberano ya que eres el Rey de mi corazón, y por eso te pido desde lo más profundo de mi ser que me des la sabiduría para enfrentar mis problemas y dificultades y verlos como nuevos retos y oportunidades para crecer y poder salir adelante en mis objetivos y en mis metas propuestas.

Dulce Jesús de mi alma, sé que tú has dado tu vida en la cruz por mí y te has declarado por mí, por eso te pido Señor mío, que restaures mis fuerzas cuando me veas desfallecer, que me auxilies para que llegue a mi vida todo lo bueno y se aleje de mí todo lo que me causa tristeza, incertidumbre y ansiedad. ¡Oh Cristo Jesús! Rey del universo, yo te amo y te declaro mi salvador y mi redentor, tuya es mi alma por siempre, haz tu obra en mí, para honrarte y glorificarte como el único Rey de mi vida.

Hoy humildemente, de rodillas ante tu santísima imagen, y confiando en todas las veces que me has dado tu amor y tu auxilio, te imploro que no te separes de mí ni un solo instante y que me ayudes a resolver este problema que hoy me aqueja y me trae en sufrimiento:

(Ahora cuéntale al Señor tu problema o necesidad y la ayuda que deseas recibir de nuestro buen Dios).

Bendíceme Señor Jesús con tu misericordia y con tu bondad, para que logre superar mis preocupaciones y mis angustias, pues sé que tú eres un Dios fiel y piadoso y el más grande mediador ante Dios Padre, por eso te ruego para que me des la oportunidad de remediar mis faltas y de poder hacer tu santa voluntad.

Mi bello Jesús, redentor del género humano, Jesús noble, generoso y digno de alabanza, yo te espero y te busco y anhelo que te quedes en mi vida, sobre todo, en estos momentos de mayor necesidad y desesperación y me brindes la paz y la serenidad que mi ser impaciente desea. Te suplico intercedas por mí para que el Altísimo, que es Eterno y todopoderoso, sea quien ilumine mi oscuridad y me guie para mejorar mi actual situación, y que tus Ángeles hermosos lleguen a mí cuanto antes, para que me cuiden, me protejan, me acompañen y me sostengan una vez más.

Tú eres mi buen Dios, mi amado Jesús, quédate a mi lado, refúgiame en tu Sagrado Corazón, para que tu presencia sea la suave brisa que me da paz y tranquilidad y que tu Amor me envuelva y me sosiegue, ayúdame a pensar con discernimiento, ahora que estoy en el momento de la prueba, provéeme entendimiento y consuelo, fortaléceme cuando me sienta débil, guíame cuando todo sea confuso y nunca te apartes de mí.

Amado Jesús de mi alma, te pido Señor que bendigas la vida de mis seres queridos, bendice también la mía, bendice mi hogar, mi trabajo, mi salud, mis finanzas, mis proyectos y mis actividades diarias, y por tu bondad abre tus adorables brazos para darme tu calor, tu protección y tu gracia, y si es tu voluntad condúceme de tu mano, para que encuentre alivio a mis penas.

Mi Señor Jesús y mi Rey, permíteme seguir tu ejemplo de verdadero amor, tú Jesús de mi alma, que eres mi inspiración, que eres quien me levanta, me alienta y me sostiene, gracias te doy mi amado Jesús, porque me amas sin condiciones y no tienes en cuenta mis culpas.

Amado Jesús tú reinas con autoridad en nuestras vidas y por eso te alabamos, te exaltamos y reconocemos tu majestad, tú eres un Dios justo y bueno y tu misericordia es incomparable y para siempre.

AMÉN +

Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


 


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada