ORACIÓN DE LA MAÑANA ¡DIOS MIO AYUDAME QUE TE NECESITO!


Apreciados hermanos de Yo creo en Dios, reciban todas las bendiciones y ayuda de nuestro amado Dios en esta nueva mañana.

Hay días en los que nos sentimos apesadumbrados, debido a que queremos tener el control de todo lo que pasa en nuestra vida, a que no hemos conseguido las cosas materiales que hemos anhelado o a que no dejamos atrás las situaciones adversas que hemos vivido en algún momento.

Por este motivo, en esta ocasión, compartimos contigo esta poderosa oración de la mañana, para pedirle con urgencia a Dios nuestro Señor, su bendita ayuda.

Te invitamos a hacer con mucha fe, amor y constancia, esta bella oración, con la seguridad de que nuestro Creador nos escuchará y muy pronto vendrá en nuestra ayuda.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Buenos días Padre Amado, en esta mañana oro a ti, en medio de la angustia y la desesperación para decirte ¡Dios mío, ayúdame que te necesito!.

Sé que en este día tan maravilloso tienes un propósito especial para mí, pero a veces no logro comprender tu voluntad, ni logro hacer lo correcto y por eso me lleno de ansiedad, porque quisiera controlarlo todo. Ayúdame Dios mío porque tú me has creado a tu imagen y semejanza pero desafortunadamente no he podido imitarte ni en tu amor, ni en tu carácter, ni en tu caridad y solo tú tienes el poder de guiar mis pasos.

Padre tú me has creado libre, para vivir feliz y obrar el bien, pero yo en el afán de tener y de ser, me he vuelto una persona esclava de muchas cosas, del dinero, de agradar a otros y de ser alguien aceptado en la sociedad.

Amado Padre Celestial, sé que tus planes y propósitos de vida para mí son perfectos, pero te pido que aumentes la llama de mi amor por ti y te lleves todos mis miedos y temores. Dame entendimiento y sabiduría y el deseo de obrar según tu palabra; ayúdame a hacer lo que te agrada y a permanecer en tus caminos, permíteme ser instrumento tuyo, de amor y de paz; ilumíname para llevar tu palabra en mi boca en todo momento, aliéntame a trabajar por tu reino y ayúdame a vivir en comunión contigo a través de la oración y de la alabanza.

Tú eres mi gran motivador, ayúdame a no cargar con los recuerdos negativos del pasado y las culpas que no me dejan avanzar, ayúdame a dejar atrás el pasado que algún día fue oscuro y a vivir en el presente que es mi nueva oportunidad para continuar y ser una mejor persona. No quiero quedarme en el ayer, que me retrasa en mi andar, pues en ocasiones me he dejado guiar por el resentimiento, la ira y la violencia y no he logrado superar las ofensas de los otros, llenándome de rencor y de odio y eso solo daña mi corazón y limita mis sentimientos para amar, por eso Señor, ¡ayúdame que te necesito!, en especial te pido tu bendita ayuda, con este gran problema que no he podido resolver:

(Cuéntale en este instante tu gran dificultad a nuestro buen Dios y pídele su milagrosa ayuda.)

Dios mío, ¡ayúdame que te necesito!, hoy yo te pido que me auxilies para olvidar el pasado oscuro y que sanes las heridas de mi corazón; dame paz y tranquilidad y aliéntame a perdonar y a olvidar los agravios de los demás. Ayúdame también a abandonar el miedo y el temor que a veces me paraliza y me aleja de mis sueños y proyectos. Cuando las dudas me invaden, me predisponen y afectan mis decisiones, me impiden ser y actuar con diligencia y por eso desde hoy con tu bendita ayuda, decido cambiar y dejar atrás estos miedos, porque no hay porque temer si tú estás a mi lado.

Tú eres un Dios bueno y generoso, lento a la ira y rico en clemencia y por eso quiero seguirte y adorarte, deseo que tu dulce presencia me invada, deseo buscarte en la oración y que vengas a mi vida pues te necesito, yo reconozco que creía que podía hacerlo todo en mis fuerzas y me encontraba en un error, pues si ti, nada puedo hacer. El infinito amor que sientes por mí es maravilloso, y por eso hoy deposito en ti todas mis cargas, porque me he quedado sin fuerzas y sin aliento, y en este momento entiendo que si dejo todo en tus preciosas manos podré descansar y encontrar la paz que anhela mi alma.

Tú me das dignidad, me das amparo y protección, disipas mis miedos y temores y me permites ver con claridad todas las cosas, así que te doy gracias por darme tanto amor, por transformar mi vida y por no tener en cuenta mis pecados. Ahora abro mi corazón para que entres y habites en él, para alabarte y amarte por siempre. Tú no me corriges con cólera y me permites escuchar tu dulce voz que me sosiega; tú no me juzgas y me das palabras de vida eterna para dirigir mis acciones por el camino del bien.

Dios mío, ayúdame a tener para ti un corazón agradecido y recordar de dónde me has sacado. Te doy gracias porque pude tocar fondo con mi forma de vivir y con mi forma de ser y ahora anhelo tener tu salvación. Amado padre, tú me libras del enemigo y me refuerzas, sostienes mis pies para que no resbalen y me envías ángeles a mi rescate, tú me das paz y fortaleza en la batalla.

Mis pecados me llevan a la muerte, pero tú con tu misericordia me abrazas, me defiendes y me haces libre para tener un verdadero sentido de vida, gracias Padre Bueno, porque hoy me das una nueva vida y te llevas de mi lado todo aquello que no sirve, todo aquello que sobra y lo que no está bien, por favor ayúdame a ser dócil a tus palabras y enséñame a ser obediente a ti.

Gracias Padre Amado, por liberarme de la destrucción, gracias porque te llevas el castigo por mis culpas y no permites que el enemigo me alcance, soy salvo por fe y tú me has regalado la autoridad para derrotar al enemigo. Gracias Dios mío, porque abres mis ojos y me rescatas de la muerte, ahora soy libre para amarte y adorarte, pues de ti recibo todas las bendiciones que tengo, gracias por darle sentido a mi vida y por ser mi salvador y mi gran amor por siempre.

ASÍ SEA +Ahora te invitamos a hacer el Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada