ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA APRENDER A ORAR A DIOS


Queridos hermanos de Yo creo en Dios, feliz amanecer y que nuestro amado Dios los llene de sus bendiciones y de su amor en esta nueva mañana.

En muchas oportunidades, solemos sentirnos tristes, acongojados, e incluso angustiados por las diferentes situaciones adversas que solemos vivir, las cuales nos llenan de desesperanza. Para esos difíciles momentos, lo mejor es acercarnos a nuestro buen Dios, mediante la oración, para que nos brinde su misericordia, sin embargo, muchas veces no sabemos qué palabras usar para hablar con nuestro Señor, o pensamos que es muy difícil, pero en realidad es más fácil de lo que nos imaginamos, solo debemos abrirle con sinceridad y con mucha humildad nuestro corazón y disponer unos minutos de nuestro día para estar con él.

Es por este motivo que en esta ocasión te traemos esta bella y maravillosa oración, para  bendecirlo y darle gracias por todo cuanto hace en nuestras vidas.

Haz esta oración en cualquier momento del día, cada vez que quieras conversar con Dios y expresarle cómo te sientes, comentarle tus preocupaciones y angustias, o simplemente para darle gracias y decirle  todo lo que lo amas.

En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Amado Padre, hoy quiero honrarte, glorificarte y alabar tu Santo nombre, porque eres maravilloso, eres piadoso y todopoderoso. Mi Padre fiel y misericordioso, hoy te doy gracias porque me permites ver la luz de un nuevo amanecer, gracias porque me concedes vivir bajo tu amparo y bajo tu protección, gracias porque puedo disfrutar de tu amor y de tu compañía cada día, gracias porque tus brazos están abiertos siempre para mí, a pesar de todas las veces que te he dejado de lado en mi vida.

Altísimo Padre, mi dulce amor, hoy quiero darte las gracias por esta nueva oportunidad de vivir, gracias por mi familia, por mis amigos, gracias por mi trabajo y todo lo que me proporcionas a diario y que me trae felicidad. Tú Señor, eres mi luz y mi tesoro, tú nunca me abandonas a pesar de mi terquedad, de mi soberbia y de mi olvido hacia ti, eres un Dios compasivo y lleno de ternura para con nosotros tus hijos.

Padre Adorado, tú me llenas de tantas bendiciones a diario que siento que realmente me amas. Perdóname Padre por todas mis faltas, por mis equivocaciones, mis ofensas, mis malos pensamientos y mis malas acciones, pero también por mis omisiones pues muchas veces me he olvidado de mis hermanos. Padre de bondad, hoy te pido que me mantengas alejado del peligro, de las asechanzas del enemigo y de las tribulaciones y no permitas que nada me separe de ti, ni un solo instante.

Amoroso Padre Celestial, dame lo necesario para vivir dignamente y proporcióname esa paz interior que sobrepasa todo entendimiento, serena mi alma y apacienta mi ser, para que no ande en preocupación, ansiedad e intranquilidad, porque tú me dices que debo confiar en tu misericordia y en tu palabra y yo Padre, deseo descansar en tus brazos de mis pesadas cargas y de todas mis angustias, y en adelante quiero que tu voluntad sea mi camino a seguir, pues el que te obedece, no se equivoca ni se pierde.

Padre mío, sé que estás en mi vida porque puedo contemplar tu creación, y para seguirlo haciendo, te pido que pueda ir de tu mano sin soltarme y que me guíes para ir por el camino correcto, para que mi pie no tropiece con piedra alguna y logre sortear las dificultades. Padre Bueno, mi dulce amor, permíteme perdonar y olvidar las ofensas que recibo a diario, para que esté libre de rencor y de resentimientos y te pido que también mis hermanos puedan perdonarme por mis ofensas y mis culpas, por eso con sincero arrepentimiento, hoy me atrevo a pedir tu gran ayuda, para superar esta dificultad que me trae en sufrimiento:

(Ahora cuéntale a nuestro Padre de amor tus necesidades y pídele que te ayude con la necesidad que hoy tienes,).

Dios mío, tú eres el motivo de mi alegría, porque yo oré a ti, día y noche en secreto y en tu fidelidad incomparable me escuchaste, me levantaste y me diste un nuevo Espíritu lleno de amor y de paz. Me infundiste sabiduría, discernimiento y compresión y es por eso, que hoy quiero colocarte en el primer lugar de mi vida, porque eres un Padre bueno y generoso, que me das tus bendiciones en abundancia y no tienes en cuenta mi pecado.

Adorado Dios, desde este instante, siento que me unges con tu mano poderosa, que tus bendiciones llegan a mi vida y a mi ser, renovándome, dándome más ánimo para seguir adelante, haciendo que cada día me levante con nuevas energías, mirando la vida de manera positiva, porque sé que todo va a mejorar aún más, pues si estoy bajo tu amparo, el regocijo, el amor y la paz, estarán conmigo y me acompañarán siempre.

Padre Celestial, gracias por habitar en mi corazón y por darme la gracia de confiar en tu amor y si alguna vez dudo o pierdo la esperanza en ti, aliéntame a continuar para no caer en la tristeza y en la depresión, susúrrame tu amor al oído y viviré para cantar tus alabanzas.

Amado Padre tú me das razones para vivir, me proporcionas la calma y el verdadero gozo espiritual, permíteme Padre, ser para otros pan y luz, así como tú eres en mi vida, mi fortaleza, mi refugio y mi roca firme, gracias por reparar mis fuerzas y por salvarme todos los días de mi vida.

ASÍ SEA +

Ahora haz el Credo un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada