ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA PEDIR EL AUXILIO URGENTE DE JESÚS EN TU VIDA Y PARA RESTAURAR TU CORAZÓN


Queridos hermanos de Yo creo en Dios, que nuestro Padre Celestial, restaure sus corazones y los llene de bendiciones en esta nueva mañana.

En este tiempo andamos en un mundo revolucionado, que anda muy rápido y que nos exige cada vez más, nos pide más tiempo, supuestamente para ser exitosos. Nuestros trabajos, el estudio y la vida sobre todo en las grandes ciudades nos consumen completamente, haciendo que nos volvamos más duros, que nos olvidemos de amar, y sin darnos cuenta nos hundimos en la tristeza y en la depresión.

Es por ese motivo, que en esta ocasión te traemos esta milagrosa oración de la mañana, a nuestro amado Jesús de Nazaret, para que nos de su auxilio de manera urgente, para empezar a restaurar nuestro corazón y toda nuestra vida, para volver a comenzar de nuevo y alcanzar la felicidad.

Te recomendamos hacer esta oración con toda la fe y el amor de tu corazón, durante nueve días seguidos si tienes algún problema en especial, o simplemente cuando necesites de la ayuda de nuestro amado Jesús.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Amado Señor Jesús, hoy hago esta oración con el corazón porque te necesito, quiero que vengas muy pronto, para auxiliarme, pues tú sabes lo que me trae en sufrimiento y las cosas que han pasado para que yo esté hoy aquí. Sabes también que sin ti no puedo vivir y que mi alma se cae a pedazos a causa de mi tristeza… pero no quiero seguir así, no puedo seguir así, necesito de tu amor, de tu consejo, necesito que me hables al corazón y también quiero que me escuches y me sanes en este nuevo día.

Señor Jesús deseo que derrames tu Espíritu Santo sobre mí y me sanes con tu inmenso poder. Señor cambia este corazón de piedra y dame un corazón lleno de tu amor, un corazón de carne, porque solo contigo en mi vida puedo ser feliz, te lo suplico Señor Jesús, mírame, visita hoy mi vida y restáurame mi Dios. Padre Santo, ayúdame a cambiar cualquier cosa que veas mal en mí, aléjame por favor de la ira, del odio, del resentimiento y del rencor, cúrame Señor Jesús de la amargura de mi alma, te lo suplico, pues tú eres el único que puede enseñarme a perdonar y a olvidar las ofensas y también a sentir realmente que tú me has perdonado, por mis malas acciones.

Señor Jesús, por tu bondad, libérame de estas pesadas cargas que traigo hoy,  pues ya no aguanto más, apresúrate Padre a socorrerme, no me abandones mi Amado Jesús, auxíliame te lo pido, toma mi mente y todo mi ser y llena mi vida con tu presencia, no me dejes caer en tentación, por favor, anímame a no desfallecer y aléjame de todo aquello que quiera separarme de tu amor y de ti. Señor Jesús sana mis emociones, mis pensamientos y la dureza de mi alma, sana también mi cuerpo físico, mi alma, mi mente y mi corazón, te necesito hoy más que nunca, por favor posa tus poderosas manos sobre mí y sáname a través de tu inmenso amor.

Mi Señor solo tú eres invencible, nada hay más grande y más poderoso que tú Señor, nadie es más piadoso, misericordioso, generoso y fiel que tú Señor Jesús, por eso te lo pido por favor, ven a curarme; de mi maldad, de mi falta de amor, de mi falta de fe, de mi egoísmo, de mi materialismo y de mi ingratitud hacia ti. Arranca de raíz todo lo que es malo y me hace daño, todo lo que no es de ti y también revísteme de tu Santo Espíritu, pues tú fuiste capaz de vencer las tinieblas y la muerte, y por eso tú eres mi Dios, mi Rey y mi salvador, el más sublime en toda la tierra, y en todo el universo, bendito eres, alabado eres mi Señor Jesús.

Te pido Padre de Amor, que tu gracia me acompañe por siempre, pues tú eres un Dios bueno y piadoso, lento a la cólera y rico en clemencia, eres victorioso, grande, clemente y poderoso, y nadie como tú, por eso te pido que extiendas tu brazo fuerte Señor y me levantes del piso, sálvame del abismo, no tardes Señor en socorrerme, pues tú eres lo único que tengo, mi salvación, mi roca firme y mi única verdad.

Hoy me siento triste y en soledad, soy una persona perdida, abrumada y sin salida, no sé qué hacer y por eso estoy aquí, delante de ti, de rodillas ante ti Señor, para suplicarte el perdón de mis culpas y que me ayudes, me guíes y me des discernimiento para tomar las decisiones correctas y también para aceptar tu voluntad y lo que tienes diseñado para mí, pues deseo estar bien, tener tranquilidad y mucha paz.

Señor Jesús, reanima mi corazón y dame las fuerzas para seguir adelante, tú eres mi refugio y mi fortaleza, tú eres mi esperanza, por favor no me abandones, y te pido tu ayuda para solucionar los problemas y conflictos de mi vida, en especial esto que me llena de angustia:

(Cuéntale a Jesús tus dificultades y pídele de todo corazón que limpie tus heridas y restaure todo aquello que está mal.)

Mi alma está sedienta de ti Señor Dios mío, ilumina mis caminos y háblame al corazón pues solo tú tienes palabras de vida eterna, solo tú puedes reconstruir lo que yo en mi ignorancia he destruido, lo que yo por mi egoísmo no he sabido valorar, solo tú eres capaz de sanar mi alma herida, pues mi ser hoy se encuentra arrepentido, adolorido y carente de tu amor.

Por eso mi Señor Jesús quiero decirte que aunque mis circunstancias sean difíciles hoy, yo he decidido confiar en ti, porque en mis fuerzas no quiero, ni puedo seguir luchando, sin ti solo he encontrado obstáculos en el camino y demasiados tropiezos, y por eso hoy te suplico que me ayudes, que me auxilies, me socorras y me guíes, pues tú me amas Señor Jesús, yo eso lo sé, porque yo soy tu creación, y tú me has regalado la salvación, por eso yo confío en ti, porque tú me restaurarás, me devolverás la paz y el amor que anhela mi alma, porque para ti mi Dios, nada es imposible, bendito y alabado seas por siempre.

AMÉN +Ahora te invitamos a hacer el Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y tres Glorias.


    • Gabriela Xix
    • abril 2, 2019
    Responder

    Están bellísimas las oraciones. Las cuales todos los días las escucho y le ayudan a iniciar el día. Conversando de esta manera con dios del universo. Bendiciones

Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada