ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA PEDIR Y AGRADECER A DIOS POR NUESTROS HIJOS


Estimados amigos de YO CREO EN DIOS, que nuestro Señor todo poderoso los llene de su amor y de su sanidad en este bello día.

Hay periodos de nuestra vida en el que por diferentes circunstancias nos llegan enfermedades, algunas veces leves y otras veces mucho más graves y delicadas, las cuales disminuyen nuestro ánimo y nuestras energías, llevándonos incluso hacia la tristeza y a la depresión, pues nos vemos obligados a dejar nuestras actividades diarias o nuestro trabajo a un lado.

Por esa razón, en esta ocasión te traemos esta milagrosa oración al Arcángel San Rafael, para pedir su santa ayuda, para que el Señor restaure nuestro cuerpo y nos brinde la sanidad que necesitamos de manera urgente.

Te invitamos a hacer esta oración con mucha fe y amor, durante nueve días seguidos, o cada vez que te sientas mal, pidiendo al médico del cielo, su pronta ayuda y sanación.

En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, Amen.

Santo Arcángel Rafael, médico por excelencia y sanador de profesión, por favor cura mi salud (física, emocional, mental y espiritual) y dame si es  posible, la energía sanadora de Dios, ya que nuestro Padre Eterno tiene el poder sobre cualquier enfermedad, dolor y padecimiento y sé que él tiene la cura a mis males y dolencias que me aquejan.

Ángel bello del cielo, sanador espiritual, hoy te pido me ayudes como mediador ante mi Dios Amado para encontrar la cura a la enfermedad que sufro en este cuerpo físico, que es el vehículo, de mi alma ardiente de amor por Dios. Deseo visualizarme en sanidad y prosperidad, abundancia y bienestar, saludable, con vigor, fuerza y mucha energía positiva, para dejar a tras la tristeza que me causa esta difícil situación.

San Rafael, patrono de los médicos y restaurador de la salud, limpia mi alma y mi cuerpo para que yo pueda entregárselos a mi Padre, sanos y puros tal como él me los dio. Deseo dejar de lado todo aquello negativo que hay en mi vida y en mi corazón, y aceptar en este instante la curación de Dios para mí. Ángel bueno y compasivo, intercede por mí ante el Padre celestial, para que me regale la liberación del castigo por el mal comportamiento que haya tenido en el pasado y que me permita retomar el camino del bien, con mucha sinceridad y rectitud.

San Rafael, médico del cielo y abogado de la sanación, dile a mi Padre Bueno, que si es su voluntad me brinde una nueva vida, llena de oportunidades, de crecimiento personal y espiritual, pues quiero tener la cura de sus manos para esta enfermedad o sufrimiento que me lastiman.

Arcángel lleno de virtud, tú eres bienaventurado y estás sentado al lado de Dios, llega a mi vida para quedarte y ayudarme a percibir todo lo que es bueno y beneficioso para mi cuerpo y para mi ser, y por tu bondad, media por mi ante mi Dios Amado, para que me de discernimiento, sensatez y cordura para elegir siempre lo que es agradable ante sus ojos.

Dulce Ángel de Dios, aquieta mi mente de toda perturbación y del bullicio del mundo, para dejar pasar tu mano sanadora por todo mi ser, y poder encontrar la cura y la mejoría, el alivio y la recuperación, de todos y cada uno de mis órganos y partes de este cuerpo físico. Reforma lo que esté mal o en una posición incorrecta, y restablece y restaura por el poder que te otorga Dios, mi alma y todo mi ser para que sean sanados de la ira, del rencor, del odio, del resentimiento, de la violencia, de la envidia y de la frustración.

Gracias Arcángel San Rafael, por traer a mi vida el alivio y el remedio a mi aflicción, por medio de la misericordia de mi Padre Celestial, misericordia que siempre tiene para nosotros sus hijos. A pesar de ser dura esta prueba, te doy gracias por permitirme entender y comprender el mensaje de esta enfermedad en mi vida, y deseo que si es voluntad de Dios, se disipe y se aleje el sufrimiento de mi cuerpo y de mi ser.

Santo Ángel Rafael, permite que tu luz sanadora, llegue hasta cada una de las células de mi cuerpo, y que desaparezcan todas las dolencias que estoy sintiendo, manifiéstate con una curación perfecta y definitiva sobre mí y sobre mi espíritu, en especial te pido tu ayuda con esta dolencia que hoy me aflige:

(En este momento cuéntale al Arcángel San Rafael tu problema o enfermedad y pídele que interceda por ti ante el Señor)

Padre Amado, desde ya te doy gracias, porque actúas a través de este Arcángel bueno, San Rafael, el cual está lleno de tu presencia, de tu gracia y de tu sanación, para disolver cualquier cosa negativa que se encuentre en mi interior, y que me ocasiona este malestar, impidiendo mi recuperación, y desde ahora en adelante y por siempre, me declaro en sanidad y fortaleza.

De igual manera deseo dulce Arcángel Rafael, que le pidas al Padre todopoderoso, la sanación de todos mis hermanos que habitan en este mundo, y que están padeciendo cualquier enfermedad física, mental o espiritual y también que de ahora en adelante, nos des conciencia de cuidado y de protección sobre la madre tierra que nos proporciona todos sus frutos para nuestro alivio y bienestar.

Amado Arcángel Rafael, irrádianos con tu esplendor y tu luz, para que cesen la intolerancia, las discordias y los conflictos entre los seres humanos, en nuestras relaciones personales, en nuestro hogar, en nuestro matrimonio, con nuestros hijos, en el trabajo y en el mundo entero, para hacer de este un mejor lugar, lleno de paz y armonía, salud, prosperidad y muchas bendiciones.

ASÍ SEA +

Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada