ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA QUE DIOS NOS CONCEDA EL ÉXITO Y LA PROSPERIDAD


Queridos hermanos de YO CREO EN DIOS, cada mañana podemos agradecer al Padre Celestial por la nueva oportunidad que nos da al permitirnos vivir un día más, por concedernos disfrutar de las maravillas de su creación.

Es por este motivo que en esta ocasión te traemos esta bella oración para que pongamos en las manos de DIOS nuestros planes y proyectos para que él nos de la orientación que requerimos para lograrlos si es su voluntad.

Haz esta oración cada mañana para que te sientas animado, bendecido y lleno de buenas energías y de buenos pensamientos y a la vez tengas las fuerzas necesarias para continuar, porque nuestro Amado Dios nos acompaña cada día y nos ayuda en la misión de amar y de ser felices.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Amadísimo Padre Celestial, hoy al despertar mi corazón me dice que tengo tantas cosas porque agradecerte. Gracias Padre porque me das la vida y una nueva oportunidad para disfrutar de tu creación, gracias por este nuevo amanecer, gracias por cuidar de mí y de mi familia. Quiero en este día entregarte todos mis planes, proyectos y mis sueños, deseo alcanzarlos, deseo conseguirlos y si son de tu agrado Señor ayúdame a obtenerlos.

Señor mío, a veces mis planes y proyectos no son los tuyos y por eso te pido guía y orientación para comprender lo que te agrada, también en ocasiones en mis proyectos he sentido desánimo, he visto que no dan fruto, me he sentido sin fuerzas para luchar y quisiera desfallecer, pero sé que las cosas requieren de esfuerzo, de entrega, de persistencia, que hay que tener constancia para alcanzar los objetivos, que hay que buscar la manera, que no me puedo rendir y que debo continuar porque tú me das la fuerza.

Hoy quiero Amado Padre, pedirte que me ayudes para que pueda comprender que en las derrotas y en los fracasos también hay aprendizaje de vida, y por tanto debo seguir intentando, debo seguir batallando, porque en últimas eso es lo que lo hace interesante el resultado.

Si perdí una batalla no significa que haya perdido la guerra y por el contrario todo me dice que donde otros declinan, se desaniman y pierden la esperanza, yo con tu ayuda Padre bueno, me comprometo a seguir combatiendo, a seguir intentando, porque si esta lucha es para mí bienestar, si es para dar buen fruto, entonces daré la pelea, me sobrepondré, limpiaré mis heridas y continuaré y con tu gran ayuda, seguro que esta dificultad superaré:

(Cuéntale a nuestro amadísimo Dios tus dificultades y pide su bendita ayuda)

Qué puede salir mal Señor, si tú estás conmigo, si todo es aprendizaje, si todo es ganancia, si perder es aprender, si caer es la oportunidad para levantarse. Si tú estás a mi lado Señor la victoria está segura, tú mi buen Señor, me invitas a no decaer, me permites ver lo malo como una ganancia y así me sostienes.

Dios Mío, sé lo mucho que te agrada que confiemos en ti, porque no estamos solos en la vida, Tú vas delante de nosotros mostrándonos el camino, sé que te encanta saber que nos sentimos victoriosos contigo, y es por eso que quiero decirte Señor que en ti confío, porque tú me das esperanza, me das paz, me das tranquilidad, me das sabiduría y me das los medios para alcanzar mis ideales.

Gracias Padre, porque todos los obstáculos que se atraviesan en mi camino, son retos que me enseñan a crecer en la vida, que me exigen más creatividad, más entereza, que me forman el carácter, me hacen ser más inteligente, más persistente, más constante y al final todo esto me sirve para ser más fuerte.

Padre Santo, permíteme entender que las cosas no pasan por casualidad, tal vez no he luchado lo suficiente, tal vez me he vuelto conformista, tal vez dejé de insistir, pero tú me animas, me guías, me abres las puertas, me permites ver que estaba en un error, que tal vez no tenía el rumbo claro, pero también me dejas ver que siempre puedo corregir mis faltas y alcanzar mis sueños.

Hoy mi amado y bendito Dios, te entrego mis anhelos, mis planes, mis proyectos, mis obras, mi familia, mi trabajo y mi vida entera, porque Tú, me das todo, los dones, los talentos, las virtudes, el entendimiento, tú Señor me proporcionas los medios para tener éxito en lo que me proponga, aunque también sé, que debo trabajar, tengo que persistir, debo quererlo y debo lucharlo para conseguirlo.

Hoy te entrego mis preocupaciones, mis angustias, mis temores y mis miedos, transfórmalos Señor en bendición, en fortaleza, en destreza y en habilidad. Tú Padre Celestial me creaste con amor, con inteligencia, con potencial para alcanzar lo que me proponga, siguiendo un horizonte firme, lleno de buenos propósitos, de buenos pensamientos y de buenas acciones que me ayuden a alcanzar los resultados esperados.

Padre, tener por qué luchar me da ilusión, me da alegría, me da ánimo, me inspira a continuar y sé que de alguna manera esto también motiva a otras personas a trabajar, a caminar y a persistir. El plan de vida me recuerda lo que quiero conseguir, pero las caídas me recuerdan todo lo que he recorrido y tenido que superar para estar en donde me encuentro.

Las dificultades que se presentan a diario en mi vida son pruebas que en últimas, me ayudan a sacudirme y a buscar soluciones, encontrar otras opciones que me lleven camino al éxito. Señor, tú me diste grandes capacidades, grandes talentos y virtudes y debo apreciarlos y ponerlos a funcionar para mi bienestar y el de mis hermanos, disfrutar de lo que hoy tengo, de lo que hoy poseo, de lo que Tú me das en tu infinita misericordia.

Te pido Padre Santo, que me ayudes a establecer metas claras en mi vida, que me permitan conseguir mi objetivo, ayúdame a no pasar por encima de las personas para lograr mis planes, ilústrame Señor, enséñame como se hace, muéstrame el camino que debo seguir para realizarme como un buen ser humano, ábreme las puertas correctas y pon en mi vida las personas que me pueden orientar y me pueden favorecer.

Padre Celestial, te entrego mis proyectos, todo lo que soy, mi pobreza y mi riqueza, mis fracasos, mis pérdidas, mis aciertos y mis logros, dame Padre en este día la esperanza, la seguridad, la fe, y dame orientación, perspectiva, visión y enfoque, ilumíname Señor, dame buena actitud frente a la vida y frente a las cosas que se presentan, también sobre las cosas que no puedo cambiar.

Padre, tú me creaste, tú me conoces, tú me amas, y sabes todo lo que hay en mi corazón y por eso te doy gracias desde ya, porque me escuchas y atiendes mis súplicas, y porque me das solo lo que me conviene. Señor, hoy tomo mi vida como la gran oportunidad que es, gracias por todas y cada una de las personas que pones a mí alrededor, para mi crecimiento, para mi aprendizaje, para mí progreso personal y espiritual, para fortalecerme y así conseguir la victoria.

Te pido Dios mío, que me bendigas con amor, salud, posibilidades financieras y buenas relaciones personales. Bendice también mis capacidades y mis talentos. Te pido Señor que me ayudes a tomar buenas decisiones cada día, protégeme, defiéndeme de mis enemigos, cuídame y provee mi hogar y mi vida de luz, amor y alegría hoy y siempre.

ASÍ SEA +

Ahora haz un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada