ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA RECIBIR EL ESPÍRITU SANTO DE DIOS Y SUS BENDITOS DONES


Queridos hermanos de Yo creo en Dios, que nuestro Señor nos conceda en esta mañana, todos los dones de su Espíritu Santo.

En diferentes oportunidades, nuestras vidas parecieran no tener un rumbo fijo, pues no progresamos como deberíamos, y constantemente tenemos muchas dificultades, y no tenemos la sabiduría o el entendimiento para resolverlas, o no tenemos el amor o la bondad suficientes para comprender las situaciones de otra manera o de entender mejor a los demás.

Es por ese motivo, que en esta ocasión queremos traerte esta milagrosa y bella oración de la mañana, para que Dios nuestro Señor, nos conceda recibir su Espíritu Santo y con él, todos los dones que necesitamos para ser mejores cada día y que nuestra vida cambie de manera positiva.  

Te animamos a hacer esta oración cada vez que necesites del Espíritu Santo de Dios, o durante siete días seguidos, si necesitas hacer alguna petición en especial, con mucha fe y amor, con la seguridad de que muy pronto vendrá el auxilio del Señor.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Don del altísimo, Espíritu Santo bendito, te ruego vengas a mi vida con prontitud, para que mi alma y mi ser, sean llenos de tu presencia, de tu poder y de tu bondad, llena también mi vida de tus bendiciones y enciende en mí el fuego inmenso de tu amor, para que se renueve mi corazón y todo mi ser.

Oh Dios concédeme la gracia de tener la luz de tu Espíritu Santo, para que sea mi guía por los caminos de rectitud y así poder gozar de sabiduría, entendimiento, amor y consejo. Inspírame Santo Espíritu en lo que debo pensar, en lo que debo decir, lo que debo callar y lo que debo hacer para procurar la gloria de Dios.

Espíritu Santo, ilumina mi entendimiento y fortifica mi voluntad, dame agudeza para comprender a mis hermanos y capacidad para perdonar a las personas que me han hecho daño o me han herido y ayúdame a olvidar las situaciones que no me dejan avanzar, también te pido perdón por mis ofensas y mis culpas y por las cosas que haya hecho erradamente y con las cuales cause daño a otros.

Dulce huésped del alma, mi amado Espíritu Divino, te pido me ayudes a ser prudente al hablar y al actuar, te ruego me des un corazón amplio y generoso con los más necesitados, dame la gracia de socorrerlos con amabilidad y sin esperar nada a cambio, dame acierto para interpretar tu amor y tus manifestaciones y regálame si es posible tu dirección y tus dones para hacer siempre lo correcto.

Ven Espíritu de Dios, envía tu luz desde el cielo y dame descanso a mis preocupaciones, ansiedades e inquietudes, esfuerzos innecesarios y prisas, y por tu bondad dame el gozo reconfortante de tu amor, y ayúdame a ser feliz con lo que hoy tengo, con lo que Dios me da, y de corazón te pido, que en este momento seas tú el que me ayude a resolver esta dificultad que hoy perturba mi corazón:

 (Ahora dile al Espíritu Santo de Dios tu problema y pídele sabiduría y discernimiento, para poder resolver tu dificultad)

Santísimo Espíritu de Amor, llega hasta el fondo de mi alma y sana mi corazón enfermo, infúndeme calor de vida en mi helado ser, y ayúdame a amar y a comprender, que Dios nunca me dará cargas más pesadas de las que yo pueda soportar, porque me conoce y me ama infinitamente.

Santo Espíritu, eres agua que limpia y fecunda, fuego que alienta nuestras vidas, grande es tu poder e incomparable la paz y el consuelo con la que llenas nuestros corazones, tú eres la promesa magnífica de amor del Padre celestial, sé tú nuestra compañía, torrente sin reserva de bendiciones y de dones.

Tú, Espíritu de Bondad, desases nuestros miedos y empujas nuestra historia hacia la libertad de las penas y de las tensiones, derribas los yugos que oprimen nuestras vidas y sacudes las cobardías de nuestro interior. Espíritu de amor muéveme por dentro, lánzame a amar y a conocer de tu gracia y de tu discernimiento. Tú me alzas del piso y me pones de pie, me abres nuevos caminos y conduces mi alma y mi mente por fuentes tranquilas.

Imprímeme sabiduría bello Espíritu y en tu nombre derribaré murallas, barreras y dificultades o cualquier problema que quiera impedir mi crecimiento personal y espiritual; manifiéstate con tu poder en mi vida, para que nada ni nadie perturbe mi existencia, ni la de mis seres queridos y que tu esplendor de amor sea mi estandarte porque en ti confío.

Espíritu de misericordia, cuida y protege a este tu pueblo y por favor líbranos de la maldad, de las guerras, de las incertidumbres y de las divisiones, y quien se encuentre herido, lastimado o atormentado, sea pronto ayudado, curado, consolado y restaurado con tu poder.

Ven Espíritu Divino, desciende sobre mí, ilumina mis pensamientos para que sean santos, mi trabajo para que sea de bendición y te pido en especial, que mis pasos siempre estén guiados por ti. Bello Espíritu, ayúdame a distinguir entre lo bueno y lo malo y entre lo correcto y lo inapropiado y concédeme la gracia de caminar por la vida haciendo el bien y amando a mis hermanos por siempre.

ASÍ SEA +Ahora te invitamos a hacer el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada