ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA RECIBIR TODAS LAS BENDICIONES DE DIOS


Queridos hermanos de YO CREO EN DIOS, cada mañana es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad de reorganizar nuestras vidas y presentarlas a Dios que tanto nos ama, para que él realice su voluntad en nosotros.

Es por este motivo que en esta ocasión les traemos esta hermosa oración para que entreguemos nuestro día al Señor y podamos agradecerle por todas las bendiciones que recibimos de ÉL a diario.

Haz esta oración cada mañana para que te sientas animado, bendecido, lleno de buenas energías y de buenos pensamientos y tengas las fuerzas necesarias para continuar, porque nuestro Amado Dios nos acompaña cada día y nos ayuda en la misión de amar y de ser felices.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Amado Padre Celestial, te doy gracias porque me permitiste pasar una noche más de descanso y hoy me concedes ver la luz de un nuevo amanecer. Padre mío yo quiero que tú seas el que me acompañe en este bello día que comienza y que creaste especialmente para mí. Guía cada una de mis acciones, ilumina las palabras que salen de mi boca, entra en mi corazón y cambia mis pensamientos negativos por pensamientos buenos y optimistas, que no sea un día más como los anteriores, de pronto de rutina, de pronto de solo quejas y reproches, sino que sea un día para ponerme en paz con mis hermanos, en paz con el mundo, en paz conmigo mismo y en paz contigo Señor.

Que pueda dar lo mejor de mí en este día, que pueda amar, que pueda bendecir, que pueda agradecer por mi vida, por cada una de las personas que pones en mi existencia, por mi salud, por mi trabajo, por mi situación actual, sé que aunque pase por momentos difíciles tú estás presente en mi vida, tú eres mi roca, mi baluarte, tú eres el que me llena de fortaleza y tu mano poderosa me sostiene.

Dios mío, hoy te reconozco como mi creador, el todopoderoso, el omnipotente, el siempre fiel, nada para ti es imposible, te exalto como mi Dios que eres, te amo, te adoro, te glorifico Señor porque eres un Dios compasivo, generoso y lleno de misericordia. En este hermoso día te ofrezco toda mi gratitud, yo reconozco que sin ti me pierdo, sin ti no encuentro el camino correcto, sin ti Padre, me siento vacío y triste, porque eres la luz que ilumina mi alma y mi existencia.

Ayúdame hoy por favor dándome un propósito de vida, y enséñame los caminos que debo recorrer para alcanzarlo, instrúyeme Señor para hacer lo que es agradable ante tus ojos, infunde en mí,  pensamientos de amor y de paz, de misericordia y de bondad como los tuyos, para poder realizar buenas obras llenas de entrega y bendición. En especial, te pido me ayudes a solucionar esta dificultad que hoy me abruma.

(Cuéntale al Señor tu problema y pide que te de su poderosa ayuda)

Gracias Padre por crearme, gracias por preservar mi vida, gracias por regalarme un día más para contemplar todas tus maravillas. Pongo en tus hermosas manos este día que comienza, regálame tu Espíritu Santo para que todo lo que realice en este día tenga éxito, sea de bendición para mí,  para mi familia y para las personas que me rodean. Que este día este lleno de alegría y felicidad por las buenas obras que haré.

Dirígeme Padre Santo hoy y todos los días de mi vida, dame conciencia para actuar correctamente y para discernir sobre las cosas que son convenientes para mí vida, protégeme del enemigo que quiera dañarme, de aquel que quiera destruirme, de aquel que quiera echarme abajo. Dame tu amparo y tu protección Señor mío, te pido que hagas tu voluntad en mi vida. En tus preciosas manos encomiendo también mi familia, mi trabajo, mi salud, mis finanzas, mis proyectos, y te pido que seas tú el proveedor de mi casa.

Hoy te entrego todos mis pensamientos, mis sentimientos, mi vida entera Señor para que seas tú el gobernante de todo mi ser y que me des por gracia del Espíritu Santo la sabiduría que necesito para actuar con prudencia, con amabilidad, con respeto, con humildad, con serenidad. Hoy deseo tener paz y tranquilidad en mi corazón, por eso te pido que me ayudes a dejar en tus benditas manos todos mis problemas, mis penas, mis preocupaciones, mis angustias y mis miedos.

Líbrame Padre en este día de todo odio, rencor, envidia, resentimiento, desarma mi corazón de la ira y la violencia. Hoy te entrego toda tristeza, depresión, desanimo, amargura, falta de fe, falta de amor, falta de comprensión, para que tú Padre Santo, en tu infinita misericordia, conviertas esta miseria en bendición, en amor, en gozo, en virtud, en perdón y en reconciliación, para gloria tuya Señor.

Padre Celestial, te doy gracias por sanar todo mi ser y darme un nuevo día lleno de esperanza, confianza e ilusión, porque siento que hoy, tú me das una nueva oportunidad de recomenzar, de emprender, de organizar mi vida. Me libras de la caída y del abismo, me conduces por fuentes tranquilas y reparas mis fuerzas y me enseñas el camino del bien.

Te pido que seas tú mi buen Dios quien me levante en victoria cada día, decreto desde hoy y para siempre que todo lo que tú has diseñado para mi vida son bendiciones, alegrías, sanidad, prosperidad y amor, las quiero y las acepto y por eso quiero ser fiel a tus mandamientos, seguir adelante contigo y encontrar las respuestas a mis problemas y a mis necesidades, porque tú eres un Dios compasivo y poderoso, me amas y quieres lo mejor para mí.

Tú que me creaste lo sabes todo de mí, me conoces y sabes bien quién soy, sabes sobre mis miedos y mis temores, mis debilidades y mis flaquezas y aunque siga teniendo dificultades de ti me sostengo, a ti me aferro Señor, porque contigo esas situaciones son más llevaderas y puedo vencerlas con la sabiduría que tú me proporcionas.

Mi Dios todo poderoso, te doy gracias porque siento que tú me amas, siento que tú ocupas un lugar muy especial en mi vida y me das la certeza de esperar en tu palabra, de confiar en ti, de arrojarme a tus brazos Señor y descansar de mis pesadas cargas.

Tú me cuidas, me proteges, me defiendes de mis enemigos y provees mi casa y mi vida de amor y felicidad. Te pido de corazón que sigas siendo para mí, la luz de mi alma hoy y por siempre.

ASÍ SEA +

Ahora haz un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


 

 

Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada