ORACIÓN DE LA MAÑANA SEÑOR JESÚS AUMENTA MI FE EN TI Y LLÉVATE MIS MIEDOS Y TEMORES



Queridos hermanos de Yo creo en Dios, una vez más, gracias por hacer parte de nuestra comunidad y por estar conectados con nosotros.

Es muy común que nos acostumbremos a andar por el mundo, llenos de miedos y temores, de dudas, desconfiando del presente y del futuro, y lo más seguro es que en algún momento nos soltamos de la mano del Señor, o tal vez nunca hayamos tenido fe en él y en su promesa de salvación.

Por eso hoy te traemos esta milagrosa oración de la mañana, para pedirle a nuestro Señor y Salvador Jesucristo, que aumente nuestra fe en él y que se lleve de una vez por todas, todos los miedos y temores que tengamos en nuestro corazón, para que podamos vivir una vida plena y rebosante de alegría.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Señor Jesús, Dios mío, tú eres el verdadero pan de vida que viene del cielo, en este nuevo día que comienza, quiero expresarte toda mi gratitud y el gran deseo de permanecer en tus caminos por siempre. Tú eres mi salvador y mi Rey, tú te has entregado en la cruz por mis pecados y eres mi bienhechor y mi baluarte donde me pongo a salvo, por eso te pido mi Señor Jesús, que aumentes mi fe en ti y que me des tu espíritu Santo que llena mi corazón de amor y de paz.

Llévate Dios mío, todos mis miedos, temores y angustias y devuélveme la vida y la esperanza para ser feliz. Dulce Jesús de mi alma, infunde en mi un espíritu de santidad y líbrame de las aguas caudalosas y de las manos de los enemigos, ven por mí y renuévame porque mis fuerzas se terminan y mi fe a veces se desvanece y se hace tenue, ven porque tú eres mi única esperanza y la fuerza que recibo a diario para continuar. Señor Jesús gobiérname y desátame de toda esclavitud y de toda maldad, rescátame con tu poder y envíame tu Espíritu Santo para que yo pueda hacer las obras que te complacen y a la vez caminar por tus sendas con rectitud.

Ayúdame a mantenerme firme en la fe, y que la fuerza del mal no me engañe más, quiero ser fiel a ti y a tu palabra, pues deseo ser merecedor de tus promesas y de tu amor que lo puede todo. Amado Jesús de mi alma, manifiéstate en mi vida con el poder de la fe,  te lo suplico, si tú me regalas la fe, mi vida será diferente, deseo tener fe para no renegar de mis dificultades o adversidades y entender que tú haces mi historia perfecta, por favor dame la fe para dar buen fruto.

Señor yo creo en ti, pero aumenta mi fe y dame la alegría de anunciarte a los demás y de propagar la fe en ti, en mis hermanos. Señor Jesús, todo mi corazón te pertenece y solo tú eres Dios, al que quiero servirle con santidad y humildad. Señor Jesús, toma mi ser y toda mi vida, pues deseo que tú intervengas en cada una de mis decisiones y de mis acciones y quiero brillar con el poder de la fe en medio de cualquier situación que se me presente, en medio de la oscuridad, permanece tú en mi vida para despejar las tinieblas y permitirme ver todos aquellos obstáculos para ya no tropezar más, en especial te pido tu bendita ayuda, con esta dificultad que no he podido resolver:

(Ahora cuéntale al Señor tu problema o dificultad y pídele que actúe en tu vida y te ayude de manera urgente)

Dulce Jesús de mi alma regálame la fe, porque tú eres bueno, compasivo y misericordioso y te necesito con urgencia Señor Jesús, así que aumenta mi fe en ti, porque yo estoy sediento de tu amor y de tu bondad, y perdóname amoroso Señor Jesús por a veces ser como las aguas tibias. Rescátame de la red del cazador y cúbreme con tu manto, yo sé que tú has venido para salvarme y hoy acepto tu salvación. Dios, tú estás aquí para mí, eres mi realidad y me libras de la muerte, sé que me escuchas Dios mío, bendito eres, gracias por redimirme a mí que soy parte de tu pueblo.

Señor Jesús, tú eres el Rey de Reyes y Señor de Señores, ven a mí para cantarte todas las alabanzas y glorias que tengo para ti, ilumíname con tu Espíritu Santo y así podré ser testigo de tu verdad y de tu bondad. Señor Jesús enciende en mí la llama de tu luz para que el enemigo no me encuentre y hazme también ser luz para otros.

Amoroso Señor Jesús ven a mi vida, guíame y provéeme palabras de vida eterna, tú señor eres capaz de devolverme la esperanza y por eso mi alma confía en ti, tú me enseñas que la fe mueve montañas, y en el nombre de Jesús, yo hoy le ordeno a la enfermedad, al odio, al rencor, al temor, al miedo y a la angustia que salgan de mi vida por siempre y proclamo la victoria de Jesucristo en mi vida.

Señor Jesús, tú demarraste tu preciosa sangre en la cruz por amor a mí, y me salvaste del castigo por mis pecados, no me dejes sin tu amor, sin tu paz y sin tu consuelo. Divino maestro, activa mi fe en ti, pues yo creo que tú existes y has venido a darme la salvación de mi alma. Límpiame Señor y quedaré más blanco que la nieve, cura mi ser maltratado y herido a causa de la maldad y extiende tu brazo poderoso para rescatarme por tu amor, gracias una y mil veces más por amarme y no abandonarme a mi suerte.

Dios mío, en ocasiones siento mi ser cansado, agobiado y derrotado, sin ganas de luchar, ni deseos de seguir adelante, por eso ayúdame Dios mío, pues me invaden las dudas y los miedos, por eso clamo a ti, levántame Rey mío, cuídame, protégeme y defiéndeme del mal, Señor yo soy tu criatura, y quiero ser instrumento tuyo de amor, de paz, de reconciliación y de bendición, hazme fuerte en la batalla y seré vencedor, yo quiero, Dios mío, hacer tu voluntad.

Gracias Señor Jesús, por todo aquello que me has dado, gracias por ayudarme a asumir mis compromisos y por darme la sabiduría y el discernimiento para vivir. Gracias por tu generosidad y por tu misericordia y gracias por ayudarme a perseverar en tu amor. Deseo sentir tu Espíritu Santo vibrando en mi corazón, que la luz de tu mirada me den esperanza y consuelo en un nuevo amanecer, y que la fe en ti me sostenga todos los días de mi vida.

Gracias mi dulce redentor, por escucharme y por aumentar mi fe y mi confianza en ti, porque el que cree en ti no quedará nunca defraudado. Gracias porque tú estás aquí para mí, para guiarme y para darme la paz en medio de mis tribulaciones y de mis angustias. Gracias Jesucristo bendito, por darme la sanidad de mi cuerpo, de mi mente y de mi alma por siempre.

ASÍ SEA +

Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada