ORACIÓN DE LA MAÑANA ¡SEÑOR JESÚS DAME POR FAVOR LA SALUD!


Estimados hermanos de Yo Creo en Dios, que el Señor les de toda la sanidad para su cuerpo y alma en este nuevo día.

Uno de los anhelos de nuestro Padre Celestial, es que vivamos nuestra vida en plenitud, con mucho amor y con mucha paz, disfrutando de todas las cosas que nos da a diario, para alcanzar de esa manera la felicidad, pero muchas veces no logramos obtenerla, pues lamentablemente nuestro ser se ve afectado por diferentes padecimientos o malestares que no nos permiten tener un cuerpo y una mente sanos.

No obstante la enfermedad en algunos momentos, puede llegar a ser un puente para acercarnos a Dios, sin embargo, él no quiere que ninguno de nosotros, suframos ningún padecimiento, por el contrario nos quiere ver sanos y dichosos, para disfrutar en plenitud de nuestras vidas.

Es por eso que en esta oportunidad, te traemos esta bella oración para pedirle a nuestro Señor Jesucristo, que nos sane de cualquier padecimiento o de cualquier enfermedad que estemos sufrimiento en este momento, y de igual manera, que aleje estos males de nuestra vida y de nuestros hogares.

Te invitamos a hacer esta oración cada vez que la necesites o durante 21 días seguidos si tienes un gran padecimiento o dificultad. Recuerda que Dios escucha tu oración, y actuará en ti si realmente le pides con mucha fe, con mucho amor y con mucho convencimiento de que actuará en tu vida sanándote.

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Amado y adorado Jesucristo, Dios de infinita bondad, hoy vengo ante ti, ante todo, para darte gracias por mi vida, por la dicha de haber despertado esta mañana y ver tu hermosa creación y en especial, para elevar ante ti una oración por la mejoría de mi cuerpo y de mi alma, y así poder obtener una buena salud, pues tengo la seguridad de que mis súplicas serán escuchadas por ti y hallarán una respuesta positiva.

Padre Santo, hoy vengo con gran humildad, reconociendo de ante mano, todos los errores y pecados que he cometido, que lamentablemente me han llevado al deterioro de mi salud, y por eso hoy me presento suplicante, de rodillas ante ti, que perdonas todas mis culpas, y que no conoces de imposibles, para pedir por la restauración de mi salud y también por la mejoría de todos mis seres queridos que hoy están padeciendo de alguna enfermedad y que están hoy en sufrimiento.

Amado Jesús de Nazaret, por favor cúbreme con tu santo manto de sanación y cura cada una de las células enfermas de mi cuerpo, que por mucho tiempo me han afectado, haciéndome sentir muy mal. Te pido que rompas las cadenas de todo malestar físico, mental y espiritual de mi cuerpo, que la buena salud llegue a mí, que me llenes de fortaleza, vigor y de mucha energía, y que expulses de mi ser toda influencia dañina que deteriore mi cuerpo o mi mente. 

En especial, en este bello día, te pido mi adorado Jesús, que me ayudes con la sanación de esta enfermedad que tanto me ha hecho sufrir:

(Ahora cuéntale a nuestro Señor Jesucristo, cuál es el mal que te aqueja y pídele que actúe en ti, y que te de la sanidad de tu cuerpo)

Querido maestro Jesucristo, gracias por escuchar mi súplica, y gracias por empezar desde este momento a sanarme, a traer la buena salud a mí, pues sé que para ti no hay imposibles o enfermedad que no puedas vencer, porque fuiste tú gracias al Padre, el que le dio movimiento al paralítico, tú hiciste ver al ciego, curaste a miles que se acercaron a ti, gracias a que confiaron y creyeron en ti, y por eso quiero decirte que hoy, yo confío y creo en ti y por eso tengo la seguridad que pronto la enfermedad se irá de mí.

Te pido Señor, que siempre estés caminando a mi lado, que siempre me acompañes y me hagas ver lo que me conviene y lo que no me conviene y para que pueda ver a tiempo lo que es bueno y lo que no lo es, para tener una buena salud y de esa manera alejar toda enfermedad de mi cuerpo.

Amado Creador te pido también, que por favor estés al lado de quienes han decidido recorrer el camino de la transformación y de la sanación, por favor no los desampares, para que ellos también puedan verse y sentirse sanos, para que transformen sus vidas y puedan vivir en plenitud.

Te ruego que me des la fuerza necesaria y les des mucho valor a quienes hoy soportan tratamientos médicos o terapias de recuperación, para que les permitas mantener intacta su fe, pues es a través de la fe que ocurren los grandes y maravillosos milagros que tú nos concedes Señor.

Padre piadoso en este día elevo mi clamor a ti, para pedirte que me bendigas a mí y a mi familia, con un cuerpo y una mente sanos. Aleja de nuestro hogar toda enfermedad y habita con nosotros siempre, llenando nuestras vidas de buena salud, para tener la fortaleza de levantarnos cada día, bendecirte y poder vivir un día más de felicidad.

Porque tu amor es infinito, y porque todo aquel que eleva oración ante ti siempre ve tu obra en su vida, te doy gracias amado Dios, porque la salud será conmigo y con los míos y porque los que están enfermos muy pronto serán sanos y salvos, te doy infinitas gracias.

Señor, que en el cielo y en la tierra se haga siempre tu maravillosa voluntad, para nuestro bien y remedio.

ASÍ SEA +Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada