ORACIÓN DE LA NOCHE PARA PONERNOS EN MANOS DE DIOS Y OBTENER UN MILAGRO URGENTE


Estimados hermanos de Yo creo en Dios, bienvenidos una vez más a nuestro canal  y esperamos que nuestro Señor los bendiga y fortalezca en este nuevo tiempo.

En muchas oportunidades, solemos angustiarnos y desesperarnos por las situaciones que no podemos solucionar, por las dificultades que tenemos en nuestro día, y por las cosas que necesitamos resolver.

En esta noche, haz que paren todos tus afanes, tus carreras y tus ahogos y arrójate sin pensarlo en las manos de Dios, pues él te ama, te cuida, te protege y velará por ti cada vez que tú se lo pidas. Luego confiando en él, que es el rey, dueño y Señor de todo el universo, todo se irá solucionando para tu bienestar y el de las personas que te rodean.

Haz esta oración cada vez que necesites entregarte a Dios y descansar del agobio y de la presión del día, así que renuévate y ten un encuentro cercano con Dios para pedirle su ayuda y agradecerle por todas las bendiciones recibidas.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Señor Jesús, en esta noche tan especial me dispongo a entregarte todo lo vivido el día de hoy, todas las experiencias ganadas y todas las oportunidades de resolver nuevos asuntos, para encontrar un excelente descanso lleno de paz y de tranquilidad. También quiero en esta noche, agradecerte por cada cosa que pusiste en mi vida, por las personas con las que compartí en este día y por las cosas que aprendí, por las nuevas amistades que gané y por los instantes en los que amé y pude sonreír, pero sobre todo porque me das un día más de vida.

Sé que aunque en ocasiones se presentan dificultades y desafíos en el trabajo, en el estudio, en el hogar o en mis relaciones personales, tú siempre estás presente en mi vida para aquietar mi corazón y para darme la calma y la esperanza. Permíteme estar en serenidad y en paz, para mañana realizar mis tareas diarias con amor, con entusiasmo, entrega y sabiduría.

Tú eres grande y misericordioso Señor, y siempre me sostienes con tu mano poderosa, no me dejas caer en la depresión, ni en la desesperanza y tienes cosas extraordinarias para mí, por eso Padre Santo, deseo que en esta noche me ayudes a descansar y repares mis fuerzas para continuar con valentía lo que me tienes destinado para iniciar un nuevo día.

Mi Dios, lléname de sosiego esta noche, sé que en tus manos puedo dormir tranquilamente y sin afanes, sin temores, ni preocupaciones. Para qué inquietarme si tú todo lo haces perfecto y si tu voluntad es maravillosa. Sé que debo confiar en ti y en tu palabra, porque siempre quieres lo mejor para mí y porque cada cosa que pasa en mi vida no es por casualidad, sino porque tú eres grande y poderoso y abres excelentes caminos para todos los que en ti confiamos.

Padre santo, tú me conoces y sabes que en ocasiones me pongo triste, me preocupo y me lleno de ansiedad y quiero que todo se realice según mi voluntad, pero en este momento sé que tengo que aceptar es tu voluntad, porque tus planes son perfectos y absolutamente buenos. Hoy Señor pongo en tus preciosas manos todo lo que me roba la calma, para que tu luz entre y penetre en cada rincón de mi alma y me ilumine y que tu gracia llene mi corazón de fe y esperanza para continuar cada día.

Mi Dios deseo que en esta noche me susurres al oído lo que te agrada y que me permitas hacer tu voluntad para que mi vida sea de tu agrado. Tengo la seguridad que con tu compañía podré realizar cada cosa que me proponga y que sea para mi beneficio y el de mis hermanos, porque hoy comprendo que es importante no solo pensar en mí sino también en los demás.

Ayúdame Señor a superar con sabiduría cualquier adversidad que se presente en mi vida, a no perder comunicación contigo y a dejarme guiar por tu palabra, para que puedas actuar grandemente en mí. No dejes Padre, que me oponga a tus planes, para de esa manera poder cumplir tus propósitos, pues sé que tu amor y tu bondad permanecen en mi vida, en cada cosa que hago y que tu misericordia es infinita con todos nosotros tus hijos.

Señor tú me hablas y me respondes a través de los acontecimientos de mi vida, en los cuales me dices que no estoy solo, pues te tengo a ti, por eso apiádate de mí cuando veas que mis pasos son equivocados y auxíliame, Dios mío, para volver a tus caminos sin dudarlo, pues tus sendas son seguras y si a veces encuentro obstáculos, tú me ayudarás a superarlos y me harás más fuerte y me darás la victoria.

Anímame Señor, a tomar las mejores decisiones en mi vida, para no arrepentirme más tarde por las consecuencias de mis actos. Guíame por favor para hacer de los talentos que tú me has regalado, signos de bendición y de alegría, por eso, te pido en especial en esta noche, que me ayudes con esta gran dificultad que no he podido resolver, por favor escúchame:

(Ahora cuéntale al Señor tu problema o aflicción y pídele un milagro en tu vida)

Gracias Señor porque me has permitido conocerte y sentirte en mi vida, gracias por tu consejo y apoyo y gracias porque a pesar de mi indiferencia en ocasiones hacia ti, me has acogido en tus brazos y así me siento una persona amada, dispuesta a caminar y a vencer todas las dificultades que se presenten de hoy en adelante.

Mi Dios, en ti está puesta toda mi esperanza, no te alejes de mí, ni un solo instante, ni permitas que me aleje yo de ti, porque te necesito, mi alma está sedienta de ti Señor, tú atraes bienestar y alivio a mi vida, y todo cuanto tengo te lo debo a ti, mi familia, mi trabajo y mi hogar, todo lo que soy y tengo, por eso los pongo en tus manos para que los ampares y den buen fruto.

Solo tú Señor tienes palabras de vida eterna, solo tú tienes la sabiduría, el amor y la paz que mi alma necesita y por eso mi corazón te sigue, te adora y te alaba, te agradezco por todo lo bello y maravilloso que has sido conmigo y con mi familia.

Pongo en tus manos mis dificultades y mis aciertos, mis finanzas y mi salud, mis talentos y mis desaciertos para mostrar tu gran poder, Señor hay muchas cosas que a veces no comprendo, pero tú vas alineando todo con gran acierto, reparas mis fuerzas y haces que al final que la balanza esté bien equilibrada.

Gracias Padre Eterno por todo tu amor y por tus bendiciones, y si es tu voluntad úsame como instrumento de paz, reconciliación y unidad para que las personas que estén a mi alrededor sientan la fuerza infinita de tu amor que es mi gran tesoro y se conviertan a ti, para gloria tuya.

ASÍ SEA +

Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


    • Lorenzo
    • marzo 4, 2019
    Responder

    Me gusta las oraciones son lo mejor para nuestra socieda .

Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada