ORACIÓN MILAGROSA A LA DIVINA PROVIDENCIA PARA PEDIR SU AUXILIO EN SITUACIONES DIFÍCILES


Respetados hermanos de Yo creo en Dios, que nuestro amado Creador los bendiga y proteja en este nuevo día.

Normalmente nuestras vidas están llenas de diferentes clases de momentos. Pasamos por épocas donde todo sale bien, nuestro estudio, nuestro trabajo, el amor o nuestros proyectos marchan sobre ruedas, y somos felices, sin embargo, hay otro tiempo en el que todo se hace difícil, por algún motivo nos quedamos sin empleo, y el dinero deja de llegar, no podemos seguir estudiando, nuestras relaciones se deterioran y al parecer nos hundimos cada día más.

Para esos difíciles momentos, te traemos hoy esta milagrosa oración a la Divina Providencia de Dios, para pedirle su auxilio y además que recomponga nuestras vidas y todo por lo que luchamos cada día.

Te invitamos a hacer esta oración en las mañanas, durante nueve días seguidos, con mucha fe y con mucho amor, con la certeza de que nuestro Creador tendrá misericordia de nosotros y nos proporcionará su Divina Providencia.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Señor, Padre de bondad y Dios de todo consuelo, tú que sanas a los enfermos y levantas a los abatidos de corazón, tú que premias la paciencia de tus siervos con la alegría y la felicidad eterna y guías nuestras vidas con Amor, no nos desampares y auxílianos con tu poderosa asistencia. Concédenos total abandono Señor, e inmensa confianza en tu cordial providencia que todo lo hace bien y líbranos siempre de toda adversidad y de todo lo que es causa de nuestra aflicción.

Dios y Señor Nuestro, Padre, Hijo y Espíritu Santo, cuya Providencia no se equivoca en  todo lo que dispone y nada acontece que no lo ordene, rendidamente y humildemente te pido y suplico que apartes por siempre de mí y de mis seres queridos, aquello que nos pueda separar de ti, que nos aleje de tus preceptos y de tu protección y que por el contrario nos concedas todo lo que nos conviene, para llevar una vida en paz y armonía.

Bendito Dios, danos el don de conocer la gloria de la eterna Trinidad, y líbranos de toda adversidad; guía nuestros espíritus y nuestras vidas, llévanos por los senderos de la paz y del éxito, aparta de nosotros todo peligro, enemigo y maldad, y en los momentos de incertidumbre y necesidad, no te separes de nuestro lado, protégenos y cúbrenos con tu misericordia y concédenos el alivio y consuelo que nos hace falta.

Dios Padre providente de toda bondad, Dios hijo Redentor del mundo, Dios Espíritu Santo, Trinidad Santa, tú que eres un solo Dios, que diriges todo al bien de los que te aman, por favor abre tus manos y cólmanos de bendiciones, a tu Divina Providencia nos encomendamos y de ella esperamos auxilio y solución para todos nuestros problemas,  en especial te ruego por esta situación que no he podido resolver:

(Dile a la Divina Providencia tu dificultad, y pídele con mucha fe y confianza que te ayude a resolverla)

Divina Providencia, te pido que sigas ocupándote y ayudándome en todos los asuntos de mi vida y en la de todas las personas que amo, en especial te suplico nos atiendas en lo que con franqueza, humildad y esperanza necesitamos y en particular, lo que te he solicitado en esta oración. A ti acudo para resolver mis inquietudes y dificultades pues sé que tú con dulzura y generosidad nos das lo necesario para que no pasemos tribulaciones: a tus designios nos sometemos con toda el alma, a tu gran Poder nos acogemos con certidumbre, a tu amor y protección nos entregamos y de tu Misericordia esperamos tus favores.

Dios Omnipotente y Sapientísimo, tú que haces salir el sol sobre los justos y pecadores, tú que alimentas las aves del cielo y vistes los lirios del campo de hermosos colores, haz que a lo largo de nuestra vida busquemos en primer lugar tu Reino y que seamos justos en todo; que por favor no nos falte el trabajo, el techo bajo el cual nos cobijamos, ni el pan de cada día; también líbranos de las enfermedades y de la miseria y no permitas que ningún mal domine nuestro cuerpo, nuestra mente ni nuestra alma.

Divina Misericordia, sálvanos del pecado, el mayor de todos los males y que siempre estemos preparados santamente para nuestra muerte. Por Tu Misericordia, Señor y Dios Nuestro, haz que vivamos siempre en tu Gracia, y así seremos dignos de adorar tu amable Providencia en la eterna bienaventuranza.

Oh Divina Providencia, concédeme tu clemencia y tu infinita bondad. De rodillas a tus pies, a ti caridad suplico, por favor escucha mi súplica y ven pronto a ayudarme con tu bendita mano.

Tú eres toda mi esperanza, tú eres el consuelo mío, en ti creo, en ti espero y en ti confío, por eso en este día, deposito toda mi vida en ti, para que todo mi ser, animado por tu presencia, vuelva a creer y a recuperar la fe, para así ser testimonio por siempre, de tu divina gracia.

ASÍ SEA +Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada