ORACIÓN MILAGROSA PARA COMENZAR EL DÍA, DAR GRACIAS A DIOS Y PEDIR SUS BENDICIONES


Apreciados hermanos de nuestro canal, que en este nuevo amanecer llegue a ustedes una lluvia de éxitos y de bendiciones.

Hay ciertos periodos en nuestras vidas, en las que pasamos por muchas dificultades, problemas que no podemos resolver y que se convierten en crisis difíciles de solucionar, y que nos llevan a la tristeza y muchas veces incluso a la depresión.

Es por esa razón que en esta nueva oportunidad, te traemos esta milagrosa oración para comenzar el día, para pedir perdón a nuestro buen Dios por todos nuestros pecados y a la vez para pedirle que nos tienda su mano poderosa, y nos ayude a resolver todas nuestras dificultades, pues si dejamos que él lleve todas nuestras cargas, seguramente todo mejorará muy pronto.

Te invitamos a hacer esta oración en las mañanas, durante nueve días seguidos si tienes alguna dificultad en especial, como siempre, con mucha fe y amor, seguros de que muy pronto llegará la ayuda de nuestro buen Dios.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Bendito seas Señor, Padre Celestial. Antes de iniciar este día quiero pedirte perdón, pues he pecado contra ti Señor, y hoy sé que el pecado trae solo cosas malas, por eso te pido perdón y que fortalezcas mi espíritu para abandonar todo aquello que me haga daño de una vez por todas.

Padre santo, al despertar en este nuevo día, quiero darte gracias por poder ver nuevamente la luz de un nuevo día y sentir que hoy nuevamente tengo otra oportunidad para vivir y disfrutar de este maravilloso mundo. Gracias Padre, por dejarme saber que mis ojos pueden contemplar tu creación; mis oídos pueden escuchar el canto de los pájaros, el sonido del viento, el murmullo del agua y que con el gusto y olfato, puedo disfrutar de todos los olores y sabores de la naturaleza. Deseo que todos juntos Señor, se unan cada amanecer, cada día que pasa, para manifestar tu alabanza ante tu grandeza.

Oh gran Señor, Creador del Universo, te alabo y te bendigo en este nuevo día y quiero darte las gracias porque mis oídos podrán escuchar a las personas que hoy se me acerquen para hablarme. Gracias Padre, porque mis labios se mueven para expresar mis sentimientos, en especial, del amor que siento por ti. Señor, quiero adorarte y bendecirte en este nuevo día, por lo que tú eres oh Dios creador del universo; quien todo lo puede, quien todo lo ha hecho, grande poderoso y misericordioso eres tú oh Padre bendito, digno de alabanza y de adoración.

Gracias Padre Celestial, porque hoy puedo hablarte y porque también sé, que podré hablarle a todas las personas con quien tenga que relacionarme en este día Señor. Oh Padre bendito, ayúdame para que en este día broten de mis labios, palabras sabias, que cada una de ellas sean como un bálsamo a todas las personas que estén a mi alrededor. Señor, que mis palabras edifiquen, consuelen y produzcan entusiasmo en las personas que están desanimadas o que no quieran seguir luchando por la situación tan difícil que estén atravesando.

Permíteme Señor que con cada una de las personas a quien hoy tenga que dirigirme, solamente broten palabras de vida, y no de muerte u obscuridad, palabras de bendición y no de maldición, para que todo, absolutamente todo Señor, lo que hoy diga, atraiga sobre mí abundancia de bendiciones, pero sobre todo en bienes espirituales.

Bendito Padre, quiero pedirte en este día, que con todas las personas que tenga que relacionarme hoy, pueda ser un mensajero de tu paz y de tu amor, que a través de mis palabras, solo broten de mi corazón palabras de amor, de felicidad y de gozo hacia los demás, para que puedan contagiarse de ese entusiasmo y que a la vez sea un día maravilloso, un día esplendoroso e inolvidable, porque tú Señor bendices todo mi cuerpo y mi ser en esta nueva mañana.

Señor, te alabo y te bendigo por este nuevo inicio de este día tan maravilloso y este encuentro contigo Señor, por eso elevo mis manos a ti oh Padre amado, para darte gracias por todo lo que me das. Mira, te presento oh Dios estas manos que en el momento están vacías, por favor llénalas de tu poder Señor. Te pido, que con estas manos yo pueda trabajar Señor, así que tómalas y límpialas de todo aquello que impide el fluir de cualquier bendición para mi vida.

Santísimo Padre, hoy te suplico bendito Dios que me ayudes, pues tú conoces la situación tan difícil por la que estoy pasando, y que no deja de atormentarme, pues no he podido encontrar una solución a mis problemas, por lo que te pido que actúes de una vez por todas en mi vida, y de esa manera pueda transformar toda oscuridad en luz y claridad, en especial quiero pedirte:

(En este momento cuéntale a nuestro Dios tu dificultad y pídele que te ayude a resolverla)

Señor, hoy te suplico que nunca permitas que las situaciones difíciles, las deudas, la falta de empleo, los problemas familiares o en el amor, me hagan renegar, ni dudar de ti. Permite que siempre tenga en cuenta que tú permites que todas las crisis sean para bien de los que te aman, porque tú estás ahí haciendo salir y surgir una cosecha de bendiciones para los que se aferran a ti, por eso sé que hoy recibiré cientos de bendiciones que has preparado para este día y sé que muchas otras más, llegarán para mí, si me aferro a ti.

Señor, por favor ayúdame a tener siempre mi fe puesta en ti y en nada ni nadie más; que las circunstancias o los problemas, nunca me hagan alejarme de ti Señor, al contrario, que sirvan para acercarme más y más a ti, y poder alabarte, bendecirte y glorificarte. Te pido Padre, que el desánimo desaparezca por completo, que nunca más regrese y haga daño a mi vida, a mi trabajo, a mis negocios o a mi familia, porque con tu bendición, hoy proclamo que soy libre de toda deuda, de toda opresión, de toda enfermedad; también  libre de toda atadura, de toda ofensa, de toda envidia y de toda maldición, porque tú eres mi amado Creador, el dueño de mi vida y por medio de tu amado hijo Jesucristo, permite que yo también resucite, al cambio, a la prosperidad y a la libertad, tanto material como espiritual.

ASÍ SEA +Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada