ORACIÓN MUY MILAGROSA PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS GRAVES Y URGENTES

por | Ene 29, 2020 | ORACIONES A JESÚS, ORACIONES MILAGROSAS | 0 comentarios


Estimados hermanos de Yo creo en Dios, que nuestro amado Creador los llene de entendimiento y sabiduría en este nuevo día.

Hay instantes en nuestra vida, en el que llegan a nosotros grandes dificultades, problemas muy graves que necesitamos solucionar con urgencia, y que en la mayoría de casos, nos llenan de estrés, y pueden hacer que lleguemos incluso a la desesperación, pues no sabemos o podemos solucionar.

Para esos momentos de gran dificultad, te traemos esta milagrosa Oración a nuestro buen y amado Jesús, para pedirle con toda humildad y amor, que atienda nuestras súplicas y nos ayude a solucionar estos problemas.

Te invitamos a hacer esta oración en la mañana y en la noche, durante siete días seguidos, con toda la fe y el amor de tu corazón, con la firme esperanza, de que muy pronto solucionarás todos tus problemas.

En el nombre de Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Bendito seas Señor Jesús, porque con unión del Padre y del Espíritu Santo en todo momento y en todo lugar nos revelas tu voluntad. Tú mi dulce Jesús eres mi salvación y mi esperanza, tú me llenas de consuelo, paz y tranquilidad. Cuando tú estás a mi lado todo es más fácil, y por eso en este día quiero suplicarte que me concedas por tu bondad, el auxilio que tanto necesito.

Perdóname Padre por mis múltiples fallas y por mis malas acciones; te doy infinitas gracias por tus bendiciones y por lo que me has regalado y no he sabido apreciar. Gracias por tus cuidados y tu protección, por guardarme del mal y por escuchar mis súplicas cuando te llamo de manera insistente, y por estar presente en mis dificultades y en momentos de angustia. Divino maestro, gracias por susurrarme tu amor al oído y por decirme que debo permanecer firme en la oración y con insistencia.

Ayúdame Señor mío para que mi fe no decaiga y para tener la dignidad de recibir tu asistencia. Líbrame si es tu voluntad de todo aquello que perturba mi vida y mi alma, pues tú eres mi refugio seguro y mi Padre fiel, por eso hoy te pido que me recibas con el amor y la ternura que brota de ti, y extiendas a la vez tu brazo poderoso para auxiliarme y para que mi vida pueda ser mejor y sin tanta aflicción. Ayúdame amado Dios, para poder solucionar estos problemas tan graves por los que estoy pasando, pues en ocasiones siento desfallecer y tú eres el único que realmente conoce mi sufrir.

Tú eres mi salvador, mi rey y mi consuelo, reconfórtame Señor mío en estos momentos tan difíciles y graves, te imploro que estés a mi lado porque no sé salir de aquí sin tu ayuda, dame si tú quieres la sabiduría para encontrar el camino correcto, dame discernimiento y entendimiento y no permitas que caiga en la tristeza y en el desconsuelo.

Yo confío en ti mi Jesucristo bendito, pues tú nunca me fallas, y cuando he acudido en tu ayuda y puesto mis penas, angustias y necesidades en tus manos, siempre he hallado el alivio que he requerido, y sé que tú mi Señor eres bueno y atiendes mis clamores.

Dulce Jesús de mi vida, tú eres mi pastor, por favor Padre mío, no te olvides de mí, y si es tu voluntad fortaléceme en mi debilidad, y dame motivos para vivir y alegrarme con tu presencia en mi vida. Jesús amado, pido con fervor tu misericordia infinita, regálame si es posible buena salud, amor, trabajo, prosperidad y mucha felicidad, dame vigor para actuar con diligencia y afrontar mis problemas con valentía y buen juicio.

Y sobre todo Señor Jesús, lléname de tu divino amor para que sea este mi motor y para que pueda predicar tu palabra y mostrar a mis hermanos el inmenso amor con que me has levantado del fango, la bondad de tus preceptos y la dulzura de tu caridad.

Mi amado redentor, acepta por piedad mis ruegos y ten misericordia de mí, por favor vuelve hacia mí tu rostro y entrégame la paz que sobrepasa todo entendimiento. Señor Jesús, tú eres el camino, la verdad y la vida y tú dijiste “pedid y se os dará, buscad y hallareis, llamad y se os abrirá”, por eso yo te pido, te busco y te llamo con toda esperanza; ven hermoso mío y tráeme por tu bondad tu auxilio, confórtame en los momentos de angustia y alivia mis penas y concédeme lo que con urgencia preciso.

(Pídele al Señor Jesús con toda claridad y con toda humildad que te ayude en esta gran necesidad que tienes).

Oh Jesucristo bendito, con toda humildad y arrepentimiento de mis pecados hoy te pido de todo corazón y con inmensa fe, que me concedas la valentía, la fortaleza y tu orientación, para encontrar solución a todos los problemas que me aquejan. Amado Jesús de mi alma, tú eres el vencedor del mal y de la muerte, tú eres el principio y el fin de todas las cosas, el Todo poderoso, Rey de reyes, y Señor de señores, acompáñame en estos difíciles momentos, en los que mi ser quiere tirar la toalla y dejarlo todo.

Jesucristo bendito con tu amor guía cada paso que doy, infúndeme sabiduría y ayúdame a realizar lo que corresponde en todo momento, permíteme mantener el control de mi vida, de mis pensamientos y mis sentimientos. Amado mío yo confío en ti, pero te pido que aumentes mi fe, y que me permitas abandonarme en tus preciosas manos y descansar de las preocupaciones.

Señor tú me has auxiliado tantas y tantas veces, me has librado de tantos peligros y adversidades, también de mis enemigos y de las personas que han querido hacerme daño, por favor hoy no desprecies mis súplicas y concédeme dormir tranquilamente, sin preocupaciones ni angustias, porque tú estás conmigo, llenándome de fortaleza para enfrentar todos los obstáculos que se me presentan.

Poderoso Creador, lléname de ti y no permitas que mi mente se contamine con pensamientos de tristeza, desespero o ansiedad y aléjame de la ira, del rencor y del resentimiento. Divino maestro, yo soy tu creatura y deseo solo hacer y pensar las cosas que te agradan, ilumíname para poder hacer lo que esté a mi alcance para solucionar la presente situación que me llena de angustia, y ayúdame a callar o a decir lo que deba en el momento oportuno, para que estos inconvenientes se solucionen de la manera más sencilla y serena posible, Señor Jesús para ti no hay imposibles y por eso doy fe de que tú sabrás que hacer o cómo orientarme.

Cúbreme dulce Jesús mío con tu manto poderoso y no permitas que las energías negativas de los demás me destruyan, pues yo tengo mi confianza puesta solo en ti. Gracias Divino Maestro por escucharme y por todo lo bello y maravilloso que eres conmigo y con mi familia, gracias Señor Jesús por todas las bendiciones que derramas a diario en mi vida, y gracias por proveer mi corazón y mi hogar de tu amor y de tu paz.

AMÉN +

Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


Comentarios

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Personal Info

Donation Total: $10.00

Yo Creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.

Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Hermosas oraciones...GRACIAS POR COMPARTIRLAS

Claudia Velez

Aviso legal

Las oraciones y demás contenido, le pertenece a la marca “Yo creo en Dios” y se encuentra protegido bajo las leyes de derechos de autor.  Puedes descargar material para tu uso personal pero no para publicarlas en otras páginas web, blogs o en otros usos comerciales.

Yo Creo en Dios

error: Content is protected !!