ORACIÓN PARA ABRIR CAMINOS Y RECIBIR TODAS LAS BENDICIONES DEL SEÑOR


Estimados hermanos de Yo creo en Dios, que en esta mañana llegue a ustedes, la abundancia y prosperidad de nuestro amado Creador.

Todos en muchos momentos de nuestras vidas, solemos pasar por diferentes dificultades, a lo mejor no encontramos trabajo, o el que tenemos no es bien remunerado y por ende no nos alcanza el dinero, o a lo mejor lo hemos perdido por alguna razón, lo que inevitablemente nos lleva a la angustia y al desconsuelo.

Para remediar esta situación, te traemos esta bella y milagrosa oración a nuestro amado Señor Jesús, para que nos acompañe, nos dé mucho ánimo y sobre todo nuevas energías, para que con su bendita ayuda, podamos abrir caminos de abundancia y de prosperidad.

Haz esta oración en las mañanas, con toda la fe de tu corazón, durante nueve días seguidos si tienes alguna dificultad en especial, con todo el convencimiento de que llegará a ti la ayuda de nuestro amado Jesús.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Querido y adorado Señor Jesús, en este nuevo día te saludo con el corazón en la mano, para en primer lugar, darte gracias por todas tus bendiciones, pues aunque en ocasiones no me doy cuenta o no las valoro lo suficiente, siempre están presentes en mi vida, me llenas a cada momento de ellas y son las que han permitido que haya vivido tantos momentos de felicidad y de alegría en mi existir.

Te ensalzo Señor Jesucristo, por haberme tenido presente en cada instante de mi vida, porque aparte de tus bendiciones, también me has protegido de todo mal y peligro, y me has preservado, para que hoy pueda dar testimonio de tu magnificencia y de tu poder ante mis hermanos.

Señor, Dios mío, tú que me conoces muy bien, sabes que desde hace algún tiempo las cosas no me salen como lo deseo, siento que grandes barreras se han levantado delante de mí, para no dejarme avanzar, para que no pueda prosperar, pues cada vez es más difícil llevar mi día a día, pues el dinero y la prosperidad se me han hecho muy esquivos, las oportunidades son muy pocas y realmente necesito avanzar.

Por eso amado Jesús, Dios y Señor mío, hoy acudo a ti con desespero, con el alma entristecida y con el cuerpo fatigado de tanto luchar, pero con la esperanza de que vengas en mi auxilio muy pronto, de que oigas mi llamado y entres en mi vida. El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente, por eso Señor Jesús, tú eres mi esperanza y mi fortaleza, tú eres mi Dios en quien confío.

Mi dulce Jesucristo, con tu gran ayuda sé que todo cambiará en mi vida, y aunque es cierto que durante mucho tiempo estuve lejos de ti, hoy quiero, de todo corazón, pedirte perdón y acercarme a tu lado, para que renueves todo mi ser, me llenes de tu gloria y todo mejore, en especial, quiero pedir tu milagrosa ayuda, para resolver esta situación que hoy me causa sufrimiento e intranquilidad:

(Dile a nuestro amado Señor tu dificultad y pídele que acuda en tu ayuda)

Señor, bendito sea tu nombre, tú eres mi roca, que adiestra mis manos para la guerra, y mis dedos para la batalla, eres mi baluarte y mi libertador, me das fortaleza y tienes misericordia conmigo. Tú, amado Creador, eres mi escudo, en ti me refugio, porque tu amparo es todo poderoso.

Oh Señor, por favor inclina hacia mí los cielos y desciende, acude pronto a mi defensa y protégeme de mis enemigos, toca los montes para que humeen, despide relámpagos y dispérsalos, lanza tus flechas y confúndelos. Extiéndeme tu mano desde lo alto, rescátame y líbrame de las muchas aguas, de la mano de extranjeros, cuya boca habla falsedad y cuya diestra es diestra de mentira.

Señor, quien en ti confía, hallará la victoria, por eso yo pongo desde este momento mi vida en tus manos, para que seas tú el que libre todas mis batallas. Abre por favor amado Creador, todos los caminos y todas las sendas por las que pase, que el bienestar, la dicha, la prosperidad y la felicidad lleguen a mi vida, y también, a la vida de mis seres queridos; permíteles Señor que ellos abran sus corazones a ti, para que encuentren la dicha y la bienaventuranza.

Amado Jesucristo, quiero darte desde lo más profundo de mi ser, las gracias porque siento de verdad, que has escuchado mi oración, porque acudes a mi humilde llamado, porque por medio de esta oración, has renovado mi alma y todo mi ser, y siento que la dicha me invade, siento que la alegría y el amor de estar contigo se cuelan por todas las entrañas de mi ser, y eso hace que tenga nuevas energías, para seguir adelante con mi vida; ahora me siento muy optimista, porque sé que de tu mano, todo comenzará a mejorar desde hoy mismo, porque inevitablemente tú actuarás en mi vida.

Bendito y misericordioso Dios, hoy te alabo y te bendigo por este momento de paz y de reflexión, por favor no me abandones, sobre todo en los momentos más difíciles, por los que esté pasando, y haz que mi alma, mi corazón y todo mi ser, siempre busquen de ti, para estar en tu compañía, por siempre.

ASÍ SEA +Ahora te invitamos a hacer el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada