ORACIÓN PARA DAR GRACIAS AL SEÑOR POR SUS FAVORES Y BENDICIONES


Estimados amigos de Yo creo en Dios, una vez más sean bienvenidos a nuestro canal, y deseamos que nuestro Señor los colme de bendiciones en este maravilloso día.

Hoy en día estamos en un mundo que nos exige vivir de prisa siempre, andamos de afán de un lado a otro, hacia nuestros trabajos, a nuestro sitio de estudio, a los diferentes compromisos que adquirimos, pero casi nunca nos detenemos unos minutos para tener un encuentro con el Señor.

Y es que sin darnos cuenta, nuestro Dios cada día nos llena de su protección, de su amor y de sus bendiciones, pues es gracias a él, que gozamos de buena salud, que tenemos un trabajo o que tengamos personas que nos quieran.

Es por eso que hoy queremos traerte esta oración para que podamos agradecer a Dios nuestro Señor, por todo lo que nos ha dado, por las bendiciones de cada día e incluso por los momentos de pruebas y dificultades que hemos pasado, porque con estos aunque no lo entendamos, Dios nos ha ayudado a fortalecer nuestro Espíritu y a tener una vida mejor.

Para hacer esta oración, solo debes dedicar unos minutos del día, con todo el amor y con mucha fe, para darle gracias al Señor por toda la misericordia que ha tenido siempre con nosotros.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Dios y Padre de misericordia, Señor de Señores, Rey de Reyes, hoy me tomo unos minutos de mi agitado día, para dirigirme a ti pidiéndote en primer lugar, perdón por olvidarme de agradecerte por todas las cosas maravillosas que me das cada día de mi vida.

En este momento quiero liberarme de mis problemas, quiero dejar atrás todos esos pensamientos que me impiden notar tu presencia, tu amor y tu misericordia en mi vida. Desde ahora, suelto aquellos sentimientos de odio, venganza, resentimiento y culpa, y con gran humildad, te permito que entres y te quedes en mi ser, pues tú me das la paz que necesita mi corazón cuando estás presente en mi vida.

Desde este instante dispongo mi corazón, libero mi mente y limpio mi ser, porque deseo estar siempre a tu lado, para darte gracias por todo lo que me das cada día. En primer lugar quiero agradecerte por regalarme cada mañana una nueva oportunidad, una oportunidad de seguir viviendo, disfrutar la vida y poder compartir con mi familia, con mis amigos y con las personas que estimo y quiero.

Hoy te doy gracias, porque me das una nueva oportunidad, para pedir perdón y para intentar amar a aquellos que no están de acuerdo con mi forma de ver el mundo, a quienes guardan rencor en su corazones por alguna acción mía que les hizo daño e incluso a los que también me han ofendido y a todo aquel que se cruce hoy en mi camino.

Gracias Padre mío porque hoy me permites tener una nueva ocasión para aprender, conocer, y prepararme cada día más; permite Señor, que con el conocimiento que adquiera cada día, pueda ayudar a mis hermanos más necesitados.

Señor, te doy gracias por mostrarme tu amor al concederme encontrar personas de escasos recursos en mi camino, pues tendré la oportunidad de verte en ellos y de engrandecer tu nombre mostrando amor, generosidad y misericordia hacia ellos.

Gracias Dios, porque hoy aún cuento con mis ojos que me permiten ver tu magnificencia en cada cosa que veo en mi diario vivir, mis oídos que facilitan el escuchar tu dulce voz en la voz de mis hermanos, en el canto de los pájaros, en el sonido del agua, en el suave y leve susurro del viento, mis manos que me dan la opción de tocar, de ayudar, de dar y de recibir, mis brazos con los que tengo la posibilidad de abrazar y sostener, mis pies que me ayudan a movilizarme, a desplazarme de un lado a otro, mi voz que me permite decir tu nombre y dar palabras de amor, de esperanza y de ánimo, gracias por estas bendiciones.

Padre Santo, te agradezco por la familia que tengo, porque aunque hay veces en las que discutimos, días en los que pienso que estaría mejor sin ellos, sé que son el mal genio y el dolor los que me controlan a veces, sin embargo en realidad sé que cada persona que conforma mi familia, tú la pusiste allí, y por tanto es perfecta para mi vida y para mi salvación.

Te agradezco Señor por el trabajo que tengo en este momento, sin embargo, te doy gracias también por los momentos en que no he tenido empleo, porque sé que esos momentos son necesarios para mí, para descubrir que eres tú quien todo lo provees, para disfrutar de algo que me estaba perdiendo por mis ocupaciones o sencillamente para tener espacios de descanso, muy necesarios en mi vida.

Gracias Padre por los viajes que he hecho, porque me permites ampliar mis horizontes y conocer las maravillas que has creado para mí, gracias por cada instante de relajación, de encuentro conmigo mismo y con mi familia, por la oportunidad de saber que en los afanes del mundo, no está la verdadera felicidad.

Señor, gracias por la salud y la enfermedad, por el dinero que tengo y el que no, por quienes se han ido de mi lado, por el amor que tienen otros hacia mí, por las cualidades y también por los defectos, por las puertas que se me han abierto y por las que se me han cerrado, por lo bueno que hay en mi vida y por aquello que me desagrada, porque todo esto hace parte de la vida, pues sin saberlo, me ha ayudado a crecer como persona y a acercarme más a tu lado.

Padre mío quiero en este momento de oración, agradecerte por lo que me has dado y por lo que me has quitado, por lo que he aprendido y por lo que me he negado a aprender, por lo que he hecho y por lo que he dejado de hacer, gracias por los aprendizajes que surgieron del error, de las caídas, gracias por los triunfos que me has concedido, gracias por la esperanza e incluso por la duda en algunos momentos, pues esta me salvó de cometer grandes errores en mi vida.

Dios Santo, tú que conoces mi debilidad sabes que hoy mi oración es una acción de gracias, por lo que tengo y por lo que me hace falta, por lo bueno y lo malo, porque deseo hacerme consciente de que todo en mi vida es perfecto, que lo has hecho tú para ayudarme a ser feliz y a recorrer el camino de la salvación que has trazado para mí.

(Ahora dile al Señor tu agradecimiento personal y pide su gran bendición).

Finalmente, te agradezco Señor por este momento de oración y por todas aquellas cosas que me das a diario y que aún no veo, ilumíname con tu Santo Espíritu para irlas reconociendo poco a poco, y poderte dar gracias y bendecir todos los días de mi existencia.

ASÍ SEA +

Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.


Deja un comentario

Cuando haces una ofrenda al Señor, él te multiplicará por 100 lo que has dado.

$
Información personal

Total de la donación: $10.00

Yo Creo en Dios en Facebook

HAZ ESTA ORACIÓN A DIOS Y ENCUENTRA EL AMOR

Yo creo en Dios

Bienvenidos a Yo Creo en Dios un remanso de paz y amor, bajo la protección del Señor.


Estamos convencidos que con la ayuda de nuestro buen Dios, todo será mejor, nuestro día, el trabajo, el estudio y todo lo que nos propongamos hacer, por eso te invitamos a orar a diario a nuestro Señor, de seguro te escuchará. 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte!

Ayuda a cambiar una vida con la oración adecuada